En un año, las multas aplicadas por la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) a las afores crecieron 28 por ciento.

De acuerdo con información del órgano de las afores, hasta el cierre de noviembre del 2013 las administradoras de pensiones que operan en México adeudaban 51.4 millones de pesos por concepto de sanciones, cifra superior en 11.3 millones de pesos con respecto al mes de referencia del 2012, cuando el monto de multas llegó a 40.1 millones de pesos.

Del total de las 12 afores registradas en el Sistema de Ahorro para el Retiro, ocho son las que mantienen deuda por concepto de multas y sanciones con la Consar.

XXI Banorte es la operadora de pensiones con el mayor número de multas: la cantidad asciende a 27 millones. Le sigue Banamex, con 7.4 millones de pesos; Principal, 7 millones de pesos; Profuturo GNP, 4.4 millones de pesos; Azteca, 2.6 millones de pesos; MetLife, 2.1 millones de pesos; Afirme Bajío, 686,000 pesos y Sura, 3,000 pesos.

Según la ley del SAR, el órgano regulador de las afores está autorizado para aplicar multas cuando estas empresas incumplan, por ejemplo, en los tiempos de entrega de información financiera; cuando se detecten traspasos irregulares, no entreguen estados de cuenta, entre otros.

Las multas impuestas deberán ser pagadas dentro de 15 días hábiles siguientes a la fecha de su notificación. Y cuando el infractor promueva cualquier medio de defensa legal en contra de la multa, en caso de que ésta resulte confirmada total o parcialmente, su importe se actualizará en los términos del Código Fiscal de la Federación y deberá ser cubierto dentro de los cinco días hábiles siguientes en que la autoridad notifique la resolución’’, según la ley del SAR.

El hecho de que estas multas se contemplen como pasivos de las afores se debe a que algunas se encuentran en proceso de revocación y aún no se les otorga una respuesta sobre el proceso en contra de la sanción.

Infografia

[email protected]