Poco a poco crece en México el número de micros, pequeñas y medianas empresas que hacen uso cotidiano de servicios financieros. De acuerdo con un estudio de Visa, la bancarización del sector creció 8% del 2011 al 2012; hoy día, de las cerca de 5 millones de mipymes que hay en el país, 72% recurre a alguna herramienta de este tipo.

Aún así, el país está debajo de otros países similares de la región, como Brasil, Argentina y Colombia, donde el promedio de bancarización de mipymes es superior a 85 por ciento. Hay buenas noticias en cuanto a bancarización, penetración y uso de instrumentos financieros, pero hay una área de oportunidad frente a otros con los que estamos rezagados , refirió Eduardo Viniegra, director de soluciones comerciales para empresas de Visa América Latina.

De los servicios financieros que utilizan las mipymes en México, según el estudio de la firma, destacan: cuentas bancarias, chequeras y tarjetas de crédito o débito, ya sean personales o de negocio, además de que se registró un incremento en el uso de banca en línea.

Pese a tales avances en la inclusión financiera de las mipymes mexicanas, aún falta avanzar de forma importante en otros temas. De los entrevistados por Visa, 87% no tenía ningún crédito con instituciones financieras –sus principales fuentes de financiamiento son los proveedores-, y 60% seguía utilizando el efectivo como principal medio de pago.

El efectivo continúa marcando un alto porcentaje. Sin embargo, se observa una mayor penetración y adopción de los medios de pago electrónicos alcanzando un 21% , expresó Mauricio Braverman, director ejecutivo de productos para Visa México.

Viniegra apuntó que usar más los medios de pago electrónicos ha derivado en ahorro de tiempo por parte de las mipymes. En el 2007, 17% de los empresarios iba más de una vez al día a la sucursal bancaria. El año pasado, sólo 7 por ciento. Esto ha traído un ahorro de tiempo y mayor eficiencia para las empresas del país .

eduardo.juarez@eleconomista.mx