Para Mastercard, el 2021 y 2022 serán buenos años para que se desarrollen los pagos sin contacto en México.

Gabriela Ugarte, directora de soluciones digitales de Mastercard para México y Centroamérica, destacó que la pandemia de Covid-19 aceleró entre cinco y 10 años la adopción de la tecnología, y en los sistemas de pagos no es la excepción.

En el marco del Digital Payments Summit, explicó que se ha evolucionado de forma importante en estos meses la economía sin contacto, tal es el caso, en el sector financiero, de las billeteras electrónicas, los llamados wearables (dispositivos como relojes y ropa) y otros, con los que se busca evitar en la medida de lo posible, el contacto físico.

“El 17% de los usuarios en América Latina ya usa la banca en línea y el 88% de los usuarios buscan medios de pago más higiénicos. Están adoptando este tipo de pagos”, señaló.

En este sentido, Ugarte resaltó que el 2021, pero sobre todo el 2022, serán buenos años para la tecnología contacless en México.

No obstante, reconoció que como toda adopción, probablemente no se tenga un crecimiento exponencial el próximo año, pero sí que empiece a detonarse con fuerza a partir del 2022.

Dijo que en años previos se trabajó en la preparación del terreno, pues no había terminales punto de venta ni tarjetas suficientes con la tecnología contactless, pero que ya se ha avanzado en ello.

“Es una combinación en que las terminales punto de venta estén listas y una combinación en que haya tarjetas o dispositivos con tecnología contactless. Hay cosas que Mastercard le está pidiendo a los bancos en términos de aceptación, que estarán ocurriendo en los próximos meses, que están haciendo que el parque tecnológico en los comercios se esté actualizando, pero al mismo tiempo estamos haciendo un esfuerzo interesante en tener tarjetas contactless en el mercado”, expuso.

Agregó: “hay grandes planes, empezarán a verse más fuerte en México, como hoy ya es una realidad en otros países”.

kg