Siete bancos de inversión y corredurías de operación mundial arrancarán el año 2020 con expectativas de crecimiento para México que se encuentran debajo de 1%, revela la encuesta mensual que aplica la consultoría internacional FocusEconomics.

Se trata de UBS y Commerzbank, que anticipan un avance de 0.9% para el Producto interno bruto (PIB) del 2020; Standard Chartered, Monex e Invex, que prevén una tasa de crecimiento de 0.8% promedio para el producto del año entrante; DuckerFrontier, que estima un ligero repunte de 0.4% promedio en la actividad económica del próximo año, y Société Générale que es el más pesimista al estimar cero crecimiento.

En el último reporte del año, el LatinFocus Consensus Forecast, donde la firma recaba las expectativas y análisis de 42 estrategas de inversión y corredurías globales, FocusEconomics refiere que los especialistas encuestados ven al consumo interno de México en un desempeño positivo para el año entrante ante las condiciones monetarias menos restrictivas.

El promedio de las expectativas de crecimiento para el 2020 es de un crecimiento de 1.2% para la economía mexicana.

En el extremo opuesto, los menos pesimistas acerca del PIB mexicano para el próximo año son DekaBank, que considera que hay espacio para conseguir una recuperación que llevaría al PIB a una tasa de 1.8%, seguido por American Chamber México, que estima un crecimiento de 1.7 por ciento.

Sin inversión, difícil acelerar

Desde Nueva York, Joel Virgen, economista en jefe para México y Colombia de BNP Paribas, advierte que su pronóstico de crecimiento para el PIB del 2020 se mantiene en 0.6 por ciento.

Dice que están a la espera del complemento del anuncio de inversión en infraestructura que hizo la iniciativa privada de México; es decir, esperarán a conocer el detalle del Plan Nacional de Infraestructura, que tentativamente estará listo en enero, antes de tomar una posición sobre el impacto que tendría la inversión en el crecimiento de la economía.

Esto significa que no han cambiado las condiciones económicas que les llevan a estimar que el PIB del 2020 será de 0.6 por ciento.

Indica que el riesgo en su análisis está concentrado en el cuarto trimestre de este año, aunque ven un repunte marginal a nivel trimestral de alrededor de 0.2%, lo que evitará una nueva contracción.

El economista de BNP Paribas ha explicado que, para el año entrante, la economía apenas saldrá del “punto muerto” donde se encuentra, pero tendrá que enfrentar una serie de riesgos como son un elevado escepticismo sobre el plan de estímulo económico, sobre el próximo Plan de Infraestructura y el presupuesto aprobado para el año entrante. Añade al entorno de riesgos, los externos, que suponen la aprobación del acuerdo comercial con Estados Unidos y el debilitamiento de las exportaciones de manufacturas mexicanas desde aquel país.

El 2019, año del estancamiento

En el mismo análisis de FocusEconomics, se advierte que las revisiones del Instituto Nacional de Estadística y Geografía sobre las series trimestrales del PIB evidencian “que la economía entera entró en una recesión desde que inició el año”, pero matizan que, al tomar los datos arrojados por componentes, se puede ver más bien que la economía mexicana se ha mantenido estancada la mayor parte del 2019.

[email protected]