México enfrentará la crisis internacional desde una posición menos comprometida en comparación a otros países, lo que le permitirá insertarse más rápido en la senda de la recuperación, destacó el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero.

En el marco de la reunión del G-20, que se llevó a cabo en Busan, Corea, una vez más reiteró la importancia de la conducción responsable de la política fiscal.

Lo anterior, afirmó, ha permitido a nuestro país enfrentar el entorno externo en mejores condiciones.

De igual manera, matizó que gracias a esta ventaja México podrá adentrarse relativamente más rápido en el camino de la recuperación económica y el empleo.

La reunión del G-20 tuvo la intención de acordar un plan que asegure la recuperación global luego de la crisis financiera internacional.