La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) se encuentra en alerta por la poca transparencia que ofrecen las entidades de ahorro y crédito popular en el producto pagaré con rendimiento liquidable al vencimiento (PRLV).

El organismo dirigido por Mario Di Costanzo informó los resultados de la evaluación y supervisión en materia de transparencia del PRLV realizado a 13 entidades del sector de ahorro y crédito popular, las cuales obtuvieron una calificación global de 3.5 sobre una base de 10.

De la evaluación realizada a siete sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps), la institución que obtuvo la calificación más alta fue Fesolidaridad con 10, seguida de Caja Popular Sahuayo con 7.7 y Caja Solidaria Serrana con 6.2, mientras que las cuatro restantes obtuvieron notas reprobatorias. El promedio de este sector fue de 4.9.

Respecto a la supervisión a seis sociedades financieras populares (sofipos), todas obtuvieron calificaciones reprobatorias y el promedio por sector fue de 1.9.

De estos resultados, se desprende que ambos tipos de entidades financieras continúan mostrando inconsistencias en el cumplimiento normativo, aun y cuando les fueron supervisados los mismos documentos del producto en dos ocasiones durante el 2016 , explicó el organismo en un documento.

La Condusef realizó dos revisiones con la finalidad de que las entidades pudieran corregir y mejorar la calidad de la información que utilizan con los usuarios; sin embargo, la atención y transparencia que brindan estas instituciones les preocupa.

La calificación de 10, obtenida por Fesolidaridad, demuestra que es posible cumplir de forma integral con la normatividad aplicable que tiene como propósito fundamental proteger al usuario de servicios financieros , detalló el organismo.

Principales anomalías

Dentro de los principales hallazgos derivados de esta supervisión, se encuentran que las comisiones que cobran no están debidamente en registradas en la Condusef; asimismo, en los contratos no se encuentran designados los beneficiarios de este producto, ni sus datos de localización.

También se encontró que en la carátula del contrato de este producto no se señala la leyenda del Fondo de Protección al Ahorro, el cual está garantizado hasta por 25,000 Udis (140,000 pesos aproximados), con el nombre de la persona que contrató el PRLV.

Es importante incluir en las carátulas la leyenda que señale que los recursos invertidos en el producto contratado cuentan con un Fondo de Protección al Ahorro hasta por 25,000 Udis, identificando al titular garantizado y que en el estado de cuenta se señale el importe en pesos a que equivalen los 25,000 Udis, a la fecha de corte , agregó el organismo.

Respecto de la información presentada en los estados de cuenta, la Condusef encontró que no se señala el promedio de los saldos diarios y no se incluye la leyenda con el aviso de la Unidad Especializada de Atención a Usuarios (UNE).

[email protected]