Ante una nueva realidad presupuestaria que vive el esquema de subsidios que opera la Comisión Nacional Vivienda (Conavi), esta entidad autorizó la realización de 6,171 acciones de subsidio que serán ejecutadas vía el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit).

En el marco de la presentación de los resultados de los organismos de vivienda sobre los primeros 100 días de gobierno, Edna Vega Rangel, titular de la Conavi, detalló que estas 6,171 acciones significarán una derrama de 370 millones 980,000 pesos, los cuales se acompañarán en gran parte con el financiamiento de una entidad ejecutora, que en este caso será el Infonavit.

“Estas poco más de 6,000 acciones ya fueron autorizadas por el comité del esquema de soluciones habitacionales (de la Conavi), esquema tradicional de dispersión de subsidios. Y estamos esperando a que se arreglen los sistemas para poder arrancar con Infonavit”, detalló Vega Rangel.

“(Para estas más de 6,000 acciones) la vertiente de cofinanciamiento funcionará exactamente igual a como venía caminando (en el 2018), es decir, en función del perímetro donde se ubique la vivienda, de la calificación de la calidad de vivienda, etcétera”, añadió.

Desde inicios de este 2019, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano anunció la dispersión inmediata de cerca de 400 millones de pesos para el esquema de subsidios tradicional que opera la Conavi. Sin embargo, hasta la fecha éstos no han sido dispersados.

Estos recursos forman parte del presupuesto del 2019 del programa de subsidios tradicional de la Conavi, que en la administración anterior tenía el nombre de Acceso al Financiamiento para Soluciones Habitacionales y que en este gobierno tendrá el nombre de Programa de Vivienda Social.

Para este 2019, el Programa de Vivienda Social tiene un presupuesto de 1,700 millones de pesos, cifra menor al presupuesto que se le otorgó al Programa de Acceso al Financiamiento para Soluciones Habitacionales en el 2018, que fue de 6,837 millones de pesos.

Con el presupuesto que se le otorgó a la Conavi en el 2018 para su esquema tradicional de subsidios, esta entidad logró realizar 109,568 acciones, por lo que estas 6,000 recién autorizadas representan apenas 5.6% de las que se realizó en el año anterior.

Trabajo con estados y municipios

Los casi 400 millones de pesos que se dispersarán vía las 6,171 acciones ya autorizadas son parte de un presupuesto de 1,700 millones de pesos, por lo que el resto, alrededor de 1,300 millones de pesos, se dispersará en acciones donde también participen gobiernos estatales y municipales. Sin embargo, hasta el momento no se ha definido el número de acciones a las que se pudieran llegar en este año con esta partida.

“Nos estamos basando en muchas alianzas con colegios de arquitectos, universidades, gobiernos estatales y municipales, para que nos apoyen con infraestructura. Se está generando con equipos de trabajo para asistencia técnica de la localidad”, acotó Vega Rangel.

Para este 2019, la Conavi, a diferencia de otros años, operará otros dos esquemas previstos en el Presupuesto de Egresos de la Federación de este año, que es el Programa de Mejoramiento Urbano, al cual se le otorgaron 2,400 millones de pesos, y el esquema de Reconstrucción, el cual tiene una partida autorizada de 5,200 millones de pesos.

En estos programas, la Conavi prevé darle mucho más peso a la modalidad de autoconstrucción social, con la cual la persona beneficiaria recibirá el apoyo acompañado de asistencia técnica para la edificación, mejoramiento o reconstrucción de su hogar.

El Programa de Mejoramiento Urbano tiene la finalidad de mejorar la habitabilidad de 15 ciudades, 10 de ellas fronterizas y cinco con vocación turística, y la de Reconstrucción es apoyar a las familias afectadas por un fenómeno natural de los años recientes.