Las estadísticas de operación en tiempo real del Banco de México (Banxico) no muestran interrupción alguna en la conexión de instituciones financieras con el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) tras la entrada en operación del protocolo de alerta emitido por las autoridades el viernes 6 de julio.

El reporte más reciente del banco central, actualizado hasta ese mismo día hábil, muestra que las transferencias en el SPEI de los seis bancos con las mayores operaciones del país operaron con normalidad. Es decir, las realizadas a través de BBVA Bancomer, Banorte-Ixe, Citibanamex, Santander, Scotiabank y HSBC.

El viernes 6 de julio por la mañana, el Banco de México, la Secretaría de Hacienda y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) informaron que, “con base en elementos detectados en el monitoreo del funcionamiento del sistema financiero”, solicitaron a las instituciones financieras incrementar sus niveles de alerta para detectar cualquier irregularidad y fortalecer sus esquemas de seguridad y vigilancia.

La medida, que aseguraron se aplicó en carácter preventivo, se informó al público a menos de 24 horas de que la plataforma de compra y venta de monedas digitales más conocida del país, Bitso, avisó a las mismas autoridades que había sido objeto de un ciberataque el jueves 5 de julio.

Tras el aviso que realizó la empresa, que no opera ni utiliza la plataforma del SPEI, inició el protocolo del Grupo de Respuesta a Incidentes de Seguridad de la Información (GRI), integrado por un representante de cada autoridad financiera y representante del sector.

Funcionarios del sistema financiero explicaron a El Economista que las instituciones del sector operaron con normalidad tras la activación del protocolo y que ninguna de las instituciones fue atacada.

Los integrantes del GRI son representantes de la Secretaría de Hacienda, el Banco de México, la CNBV, las comisiones de Seguros y Fianzas, del Sistema de Ahorro para el Retiro, para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros y la Procuraduría General de la República.

En el GRI también participan asociaciones como la de Bancos de México, de Instituciones Bursátiles, la de Administradoras de Fondos para el Retiro así como sectores de ahorro y crédito popular y las empresas tecnológicas que operan compra y venta de monedas digitales.

Más de la mitad procesa normalmente

A casi tres meses del ciberataque a cinco instituciones del sistema financiero, el Banco de México precisa que 52 de los 100 participantes del sector operan en condiciones regulares sus transferencias y órdenes de pago. Es decir, 52 bancos, casas de bolsa y otras instituciones financieras, que realizan 53.05% de las operaciones en el SPEI, lo hacen de forma regular.

No obstante, 48 participantes que también utilizan el SPEI siguen operando en el mecanismo alterno, lo que significa que 46.95% de las transferencias totales se están realizando a través del sistema que permite garantizar operatividad y no es el de Pagos Electrónicos.

De acuerdo con estas estadísticas, la cantidad operada de dinero el viernes 6 de julio se aproximó a 895,098 millones de pesos, en 5.7 millones de operaciones. Esto es el segundo mayor número de transacciones en el SPEI en lo que va del mes, debajo del registro del 2 de julio que superó los 2.5 millones de operaciones.