Con estabilidad macroeconómica y disciplina fiscal, la banca seguirá con crecimientos de entre tres y cinco veces de lo que lo hace la economía en los siguientes años, estimó Eduardo Osuna Osuna, vicepresidente y director general de BBVA Bancomer.

Entrevistado en la ceremonia de colocación del primer bono verde del banco en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), el director destacó incluso que si, tal como se prevé hoy se viene una oleada de inversiones tras el acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá, y se concretan los proyectos de infraestructura que ha planteado el gobierno entrante, el crecimiento puede ser un poco más de lo que se ha visto en los últimos años.

Nosotros estamos preparados para financiar la demanda de crédito, que sea demanda sana, y proyectos que tengan que ver con el gobierno federal. Estamos muy positivos de lo que va a ocurrir en el 2019, señaló.

El director de BBVA Bancomer reiteró la absoluta confianza del grupo en el país, y afirmó que las perspectivas económicas para éste y el próximo año se mantienen por parte de la institución.

“Tenemos absoluta confianza. Somos una institución que ha estado en México por muchísimos años; vamos a seguir muchos más; somos de muy largo plazo, y estamos viendo una expectativa de crecimiento de 2% donde el crédito seguirá con un dinamismo positivo el año entrante; donde se pueda obtener crédito, y sobre todo porque me parece que México tiene una estructura económica muy potente; habrá creación de empleos, estamos esperando una buena demanda crediticia para el año siguiente, nuestro pronóstico de crecimiento de la cartera estará seguramente pegado al doble dígito”, enfatizó.

Eduardo Osuna destacó que el que ya se haya logrado un acuerdo tripartita en la renovación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) quita incertidumbre y da claridad a los inversionistas. “Permite que las proyecciones que teníamos las consumemos, es decir, estamos pronosticando un crecimiento en México para el 2019 de 2%”, dijo.

Agregó: “Pero sobre todo, permite a los inversionistas extranjeros que tenían la idea de poner plantas en México, les da certidumbre de cómo y cuándo decidir llegar a México. Sí veíamos un desfase en las decisiones, todo el mundo estaba esperando qué iba a suceder con el tratado comercial”.

En cuanto a lo que ocurrirá con la construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, el banquero refirió que los inversionistas están esperando la determinación del gobierno entrante.

Buen crecimiento de cartera

El director de BBVA Bancomer señaló que aunque ha disminuido el ritmo de crecimiento, principalmente en consumo, la cartera en general se ha comportado bien y estimó que cierren el año con crecimiento entre 8 y 10 por ciento.

“Estamos viendo muy buena demanda de crédito en el sector empresarial; se ha parado un poquito como hemos visto trimestre a trimestre la demanda en la parte del consumo; la subida de tasas es justamente para eso: para enfriar un poquito la economía, y estamos viendo sobre todo un buen comportamiento de los consumidores; es decir, un buen uso del crédito”, puntualizó.

Planes del BBVA siguen

En cuanto a los cambios que se han anunciado recientemente con la salida en México de Luis Robles como presidente de Bancomer, a finales de septiembre; y la salida de Francisco González del español BBVA, en enero del 2019, Osuna aclaró que ello no afectará en nada los planes de la institución financiera.

“El cambio en el grupo BBVA ya se había anunciado que sería en el transcurso del 2018 y el 2019. Los planes del grupo no cambian, es una transición muy ordenada, donde se esperaba que Carlos Torres (actual delegado y quien sustituirá a González) fuera quien tomara el mando dentro del grupo, una persona que lleva tres años como consejero delegado, por lo tanto la estrategia en lo general no va a cambiar y por lo tanto tampoco cambia en México”.