El inversionista Warren Buffett dijo el lunes que los compradores de bitcoins —a los que calificó como “veneno para ratas”— prosperan sobre la esperanza de que hallarán otras personas que pagarán más por éstos.

Tras comparar la demanda de bitcoins con la fiebre por los tulipanes que vivió Holanda en el siglo XVII, Buffett, presidente ejecutivo del conglomerado Berkshire Hathaway Inc, dijo que la mística detrás de la criptomoneda provocaba un aumento de su precio.

“Crea un alza del precio, crea más compradores (...) Si no lo entiendes, te emocionas mucho más”, dijo Buffett en la cadena de televisión CNBC. “A la gente le gusta especular, le gusta apostar”.

Charlie Munger, veterano socio de Buffett y vicepresidente de Berkshire, describió al bitcoin como “oro artificial sin valor” y lo equiparó a la definición que dio Oscar Wilde sobre la caza del zorro, calificándola como “lo indecible en la búsqueda de lo incomible”.

Buffett dijo que a los inversionistas les iría mucho mejor si apuestan por las acciones estadounidenses, que también son una opción mejor que los bonos soberanos a 10 o 30 años. En su opinión, los precios de las acciones están altos, pero no en una burbuja.

Según afirmó, preferiría que la pila de efectivo y equivalentes de Berkshire fuera de 30,000 millones de dólares, en lugar de 108,600 millones de dólares que tenía a fines de marzo, pero no han surgido buenos acuerdos.

Ésta no es la primera vez que Buffett se manifiesta en contra de la criptomoneda, ya que a principios de este año durante una entrevista en la misma cadena de televisión, el inversionista mencionó que, respecto al tema, su cartera no tenía ninguna posición en bitcoins, que desde diciembre del 2017 se negociaba en el mercado de futuros de Estados Unidos.

“Ya tengo suficientes problemas con las cosas de las que conozco algo. ¿Por qué tendría que tomar una posición a largo o corto plazo de algo de lo que no sé nada?”, se preguntó Buffett.

“En términos de criptomonedas —agregó—, generalmente puedo decir con casi total certeza que tendrán un mal final”.

El fundador de Berkshire Hathaway aclaró, no obstante, que si existiera un mercado de futuros a un plazo de cinco años, podría llegar a pensar la posibilidad de participar en él, pero “ni un centavo” a corto plazo.

GOLDMAN SACHS APUESTA POR EL BITCOIN

Sin embargo, contrario a las principales instituciones financieras de Estados Unidos, Goldman Sachs se lanzará a la correduría de productos relacionados con el bitcoin, otorgando así legitimidad a esta turbia criptomoneda que genera división en el mundo de las finanzas.

La firma estadounidense, símbolo de Wall Street, realizará en las “próximas semanas” las primeras transacciones internas relacionadas con la moneda virtual, de acuerdo con fuentes de AFP cercanas al caso.

Hace dos semanas, la entidad contrató a Justin Schmidt, de 38 años, un exoperador del fondo de cobertura de Nueva York Seven Eight Capital, que el año pasado comenzó a negociar monedas virtuales por cuenta propia.