Luego de que la mayoría de los estados del país comenzaron a “pintarse” de amarillo por el semáforo epidemiológico, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) declaró que de acuerdo con las cifras reportadas en la industria comienza a notarse un comportamiento que reflejaría un aplanamiento en el número de casos de Covid-19.

“Se empieza a tener un comportamiento que se empieza a aplanar, esperemos que esa tendencia se conserve y sea mucho más positiva y en los siguientes meses empiece a bajar”, detalló en videoconferencia Edgar Karam, vicepresidente de la AMIS.

Pese a los indicadores, Karam pidió no confiarse ya que a pesar de no presentarse un rebrote después del periodo vacacional de Semana Santa aún se debe tener cautela y esperar los resultados de la campaña de vacunación.

Respecto a la posición que el Covid-19 ocupa en la industria de seguros como evento catastrófico, Norma Alicia Rosas, directora general de la AMIS detalló que al 24 de mayo el coronavirus sigue ocupando la segunda posición con un costo de 1,860 millones de dólares, el reporte previo la pandemia representaba un costo de 1,792 millones de dólares. Actualmente el primer lugar lo ocupa el huracán Wilma con 2,351 millones de dólares.

Dijo que todavía no es posible estimar si este evento podría superar los 2,000 millones de dólares, ello debido a que la tendencia y velocidad que ha tenido la pandemia ha disminuido.

Reportan nuevo caso más costoso

De acuerdo con la AMIS, durante el transcurso de la pandemia en lo que se refiere al seguro de gastos médicos, el caso más costoso registrado era de 29 millones 523,468 millones de pesos; sin embargo, al corte del 24 de mayo se registró uno nuevo que ascendió a 30 millones 691,196 millones de pesos.

Edgar Karam detalló que 74% de los casos superan el costo promedio de 477,000 pesos por atención hospitalaria.

jose.ortiz@eleconomista.mx