Tras los sismos del 19 de septiembre del 2017, todos los sectores de la población pusieron su granito de arena para apoyar a los afectados.

En el caso de los bancos, varios abrieron cuentas especiales para recibir donativos; hicieron alianzas con otros organismos y realizaron diversas acciones, como por ejemplo, donar un peso por cada peso que donara la población, entre otras estrategias.

A dos años de los terremotos, estos son algunos de los resultados que se tienen, sobre todo en materia de construcción y reconstrucción de viviendas y escuelas, que fueron impulsados por algunos bancos de la mano de la sociedad civil y gobierno.

De acuerdo con Santander México, a la fecha se han entregado 705 viviendas nuevas y nueve aulas escolares rehabilitadas, en beneficio de poco más de 5,800 damnificados en las entidades más impactadas como Oaxaca, Chiapas, Ciudad de México, Morelos y Tlaxcala.

El banco detalló que se han juntado más de 28 millones de pesos, con lo que se construyeron 459 viviendas durante el 2018 y 246 en el 2019; mientras que otras 368 se encuentran en construcción y se espera entregarlas en el 2020, y con ello sumar un total de 1,073 viviendas.

Banorte, por su parte ha comunicado que hasta la fecha, se han entregado más de 600 casas en las entidades más afectadas.

De estas, 110 fueron en Guerrero, 100 en Oaxaca; 105 en Chiapas, 100 en Puebla, 100 en Morelos y 100 en el Estado de México; mientras que quedan pendientes algunas en la Ciudad de México.

En tanto BBVA México y Citibanamex informaron recientemente que, de manera conjunta con sus aliados, se entregaron cuatro escuelas rehabilitadas.

Este proyecto que encabeza BBVA, suma ya un total de 19 escuelas entregadas, de un total de 25 que se tienen proyectadas, y que están ubicadas en algunas de las entidades más afectadas por los sismos del 2017. En cuatro de estas, contribuyó Citibanamex, que a la par ha desarrollado, de la mano de su fundación, otras acciones de apoyo a dos años de la tragedia.

kg