El presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), Mario Di Costanzo, no coincidió con el sector bancario en el sentido de que las comisiones que cobran las instituciones podrían disminuirse si hubiera una mayor educación financiera.

“No comulgo 100% con algunas declaraciones que ha hecho la banca con respecto al tema de comisiones, que únicamente con educación financiera van a bajarse. Las comisiones están ahí, son altas y hay otros mecanismos para ayudar a que disminuyan”, dijo.

En un encuentro con medios, el funcionario destacó que sin duda desde la Condusef se comparte la idea de que debe fortalecerse la educación financiera en el país, pero destacó que no es sólo así como podrán disminuir las comisiones.

Incluso insistió en su propuesta de que se hagan modificaciones a la ley para que en los bancos no sólo sea una opción, sino una obligación el que cuenten con programas de educación financiera, ya que hoy son pocos las entidades que tienen herramientas de este tipo.

Abundó en que podría generarse un fideicomiso desde el Comité de Educación, que ya existe, con aportaciones de los bancos para impulsar este tema.

De parte de la Condusef, dijo, en la presente administración se han lanzado una veintena de micrositios para que la gente compare los productos y elija el que mejor le convenga; además de que hay publicaciones impresas y la Semana Nacional de Educación Financiera.

“Es un proceso continuo, que la gente vaya conociendo los productos que van saliendo al mercado, cuáles les convienen, cuáles no, cuáles son diferentes, no sólo es el tema bancario”, expuso.

En días pasados el presidente de la Asociación de Bancos de México, Marcos Martínez Gavica, refirió que para la inclusión financiera es fundamental contar con ciudadanos bien informados, pues aún hay millones que desconocen los avances alcanzados y todos los beneficios que, como usuarios informados, pueden obtener.

“La falta de educación financiera no tiene que ver ni con el grado de preparación ni con el nivel socioeconómico de un individuo. Hay gente preparada, en altos niveles de responsabilidad, que tienen una profunda carencia de educación financiera, lo que hace evidente el trabajo que tenemos que hacer”, señaló el banquero el viernes pasado.

Análisis sin prisa

Mario Di Costanzo precisó que el tema de las comisiones bancarias no debe resolverse con prisas, sino  desde el ámbito legislativo y con un análisis profundo, en el que participen todos los involucrados (autoridades y entidades financieras).

Insistió en su propuesta de que, a raíz de esto, haya un comité que sesione un par de veces al año y determine qué comisiones deben bajar, cuáles mantener y cuáles desaparecer.

Además, añadió, debe analizarse comisión por comisión, pero, también, por subsector bancario, pues no es el mismo efecto para los bancos grandes que para los medianos y pequeños.

“Creo que la discusión no debe darse con prisas, entiendo que la prioridad ahorita será el presupuesto, pero quizá retomando los trabajos legislativos (el próximo año) sí debería ser uno de los temas más urgentes a tratar, el de las comisiones”, manifestó.

Más retos

El presidente de la Condusef refirió que otro reto para la comisión en la siguiente administración es el relacionado con los fraudes cibernéticos, una problemática que viene creciendo al haber un mayor uso de canales digitales.

También quedaron pendientes, desde su punto de vista, mejorar el seguro de crédito hipotecario, para evitar problemas a los usuarios ante un posible sismo como el ocurrido en septiembre del 2017.