Validación, verbo que Bernardo González Rosas presidente de la Amafore, usa para la recomendación que emitió la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) para no aprobar la iniciativa de reforma a la Ley de Pensiones si ésta no cambia la forma de establecer un tope máximo.

“La Cofece de alguna manera válida nuestra visión; si establecen este precio máximo (0.54%) habría una inflexibilidad en el mercado, tendría un efecto para la competencia que al final iría en contra del interés de los trabajadores”, dijo.

En entrevista con El Economista expresó que hace unos años hubo un compromiso para seguir bajando el porcentaje de comisiones, por lo tanto, este año se han reducido al equivalente a la suma de la baja de los tres años previos.

En palabras de González Rosas, la disminución abrupta en las comisiones afectaría particularmente a las afores que administran fondos de los trabajadores con saldos más pequeños y quizá algunas de ellas tendrían que salir del mercado por la baja abrupta.

“Es innecesario (agregar una comisión máxima) porque hay un compromiso de las Administradoras de Fondos para el Retiro de seguir disminuyendo las comisiones para llegar a estándares internacionales”.

Parlamento Abierto

El directivo de la Amafore cree que cuando llegue el momento de entablar un diálogo en el Parlamento Abierto, los legisladores estarán dispuestos a escuchar diversos puntos de vista.

“La opinión de la Cofece, aunque no es vinculante conforme a la ley, es relevante que la autoridad de competencia les diga a los diputados que el dictamen enviado con ese párrafo no tendría que ser aprobado y debería de ser corregido”. Asimismo, esto ayudará para que exista una mayor discusión.

Declaró que ha hablado con la Consar en torno a que los precios máximos no son deseables porque pueden generar efectos negativos para la industria. “Tiene que haber una regulación más elaborada que un precio máximo”.

Comisión de Seguridad Social, emite opinión

Por otra parte, la Comisión de Seguridad Social de la Cámara de Diputados emitió un documento en donde da a conocer una opinión positiva de la iniciativa de reforma a la Ley de Pensiones.

“Una de las propuestas de la reforma es la adición de un octavo párrafo al Artículo 37 de la Ley de Sistemas del Ahorro para el Retiro. En éste, se indicaría que las condiciones que cobren las afores estarán sujetas a un máximo. Esto es que el monto máximo resultará del promedio aritmético de los cobros en materia de comisiones en los sistemas de contribución definida de Estados Unidos, Chile y Colombia; es decir, que cuando las comisiones en estos países tengan ajustes a la baja serán aplicables las mismas reducciones y, en caso contrario, se mantendrá el promedio que al momento se está aplicando”, cita el documento.

González Rosas es claro al decir que, si se llega a aprobar la iniciativa, habría una agresión a Ley Federal de Competencia Económica y por lo tanto las afores que tiene capital extranjero podrían demandar a través de los juzgados o de los páneles arbitrales porque se estaría incumpliendo dicha ley y el debido proceso para establecer topes máximos.

Comisiones sobre saldo

Cuestionado sobre si existe la manera en que se pueda dejar de cobrar la comisión por saldo en un futuro, González Rosas explicó que es un tema a revisar.

“De alguna forma incentiva a las afores a buscar mejores rendimientos. En la medida en que tú ahorrador tengas un mejor rendimiento, el saldo de la afore crece. Si el rendimiento de la afore crece también el rendimiento sobre saldo”

Sin embargo, recordó que esto ya se había planteado en la iniciativa del Régimen de Inversiones del 2019 cuando se recomendó que una parte de la comisión fuera vinculada al rendimiento.

valores@eleconomista.mx