Este 18 de julio los bancos que están ya certificados ante el Banco de México (Banxico) arrancarán las pruebas piloto del CoDi en campo.

Fuentes cercanas al proceso confirmaron que será en tres municipios del país donde inicien ya en una etapa productiva. Éstos son: La Paz, Baja California Sur; Tulancingo, Hidalgo, y Progreso, Yucatán.

Estas comunidades ya habían sido mencionadas hace un par de semanas por Miguel Ángel Díaz, director del sistema de pagos del Banxico, pero no se había definido la fecha de inicio de las pruebas en campo. Se hablaba de finales de julio o inicios de agosto. Ahora se sabe, según fuentes, que será el próximo 18 de julio.

Tales municipios tienen, de acuerdo con lo referido por el funcionario, 250,000, 130,000 y 50,000 habitantes, respectivamente, y en éstos hay poca o nula presencia de infraestructura, servicios y productos financieros.

“El objetivo es un poco ver cómo se desarrolla el sistema dentro de un ecosistema ya más natural respecto al que podría operar  cuando ya entre en producción”, dijo hace unos días director del sistema de pagos del Banxico, al referirse a las pruebas de campo.

En las pruebas piloto en las comunidades participarían los bancos que ya están certificados ante el Banxico, algunos de los cuales ya hoy están en la pruebas micro piloto a nivel interno.

También ha sido confirmado  que será el 30 de septiembre el día que todos los bancos con al menos 3,000 cuentas tendrán que estar listos y un día después todos deberán estar ya operando el CoDi de manera formal, por lo que, al menos hasta el momento, no se prevé que haya una prórroga en este proyecto.

De las localidades en las que se tiene planeado iniciar las pruebas piloto del CoDi, Progreso sería el reto mayor, pues ahí hay es casi nula la infraestructura bancaria; mientras que en La Paz, al pertenecer a un estado con vocación turística, el desarrollo de estas pruebas sería un poco más fácil, han dicho las fuentes consultadas.

En las micro piloto, nueve Bancos

De acuerdo con la información actualizada del Banxico sobre el CoDi, son ya 15 instituciones las inscritas en las pruebas micropiloto, que han validado al menos una de las cuatro rutas de implementación de la plataforma: generación de mensajes de cobro para pago presencial; generación de mensajes de cobro para pago no presencial; recepción de mensajes de cobro en la app, y aceptación de los tipos de pago en la infraestructura de los participantes del SPEI.

Los bancos grandes que se han sumado recientemente, con base en la información actualizada del Banxico, a las pruebas micro piloto son: BBVA y Citibanamex. Los que ya estaban son: Banbajío, Banregio, Pagatodo, Mifel, Santander, Ve por Más e Intercam.

Otras entidades que no son bancos pero que ya están en las pruebas micropiloto son: las sociedades financieras populares ASP y Fincomún; la fintech UnDosTres; además de otras que no son intermediarios financieros como STP IX Agency, y Chedraui.

Los que están más avanzados en este proceso, de acuerdo con Banxico, son: ASP, BanBajío, Banregio, Fincomún, Mifel, Pagatodo, Santander, STP y Ve por Más.

El resto de los bancos y otras entidades no bancarias se estarán incorporando poco a poco en las siguientes semanas.

“Como un paso previo y obligatorio para la solicitud de certificación, los participantes deben solicitar al Banxico la validación de la funcionalidad implementada en sus aplicativos. Ésta consiste en pruebas entre equipos de desarrollo para garantizar que los aplicativos de los participantes cuenten con lo mínimo necesario para realizar el proceso de certificación del CoDi”, puntualiza el organismo central en el micrositio de la plataforma.

Una vez que entren las pruebas de campo y más a principios de octubre, corresponderá a los bancos comerciales y al Banxico, hacer una campaña de difusión de lo que es el CoDi para que la población vaya adoptándolo.

De acuerdo con autoridades y directivos de los propios bancos, para que el CoDi tenga el éxito deseado es necesario que sea muy fácil utilizarlo, casi como hoy resulta pagar con efectivo.

México es el primer país en el que un banco central impulsa una herramienta de este tipo, aunque en otros países hay plataformas similares, son principalmente impulsadas por la banca comercial.

[email protected]