Los clientes de BBVA México han incrementado de forma importante las operaciones financieras a través de canales digitales en la actual contingencia sanitaria.

De acuerdo con el banco, uno de los grandes problemas que ha generado la pandemia de Covid-19, es la reducción de la movilidad de los clientes de la banca. Ante ello y tras el cierre de algunas sucursales, BBVA ha invitado a sus usuarios a recurrir a canales digitales.

Así, detalló la institución financiera, mientras que en enero de este año tenía 10.3 millones de clientes digitales, para el cierre de marzo la cifra ascendía a 10.7 millones.

De igual forma, en tanto que en febrero del 2020 el 58% de las ventas totales del banco se realizó a través de canales digitales, para finales de abril el porcentaje fue de 67 por ciento.

Asimismo, los pagos de servicios no domiciliados como teléfono, luz, televisión por cable, gas natural, entre otros, aumentaron de 68% en febrero a 79% en el mes de abril; mientras que los depósitos de cheques hechos por los clientes a través de las practicadas subieron de 26% a 32 por ciento.

El volumen de transferencias electrónicas realizadas por los usuarios, pasaron de 33 millones a 35 millones en dicho periodo.

“BBVA continuará apoyando a las familias mexicanas, poniendo el banco en sus manos y a las empresas para continuar con su desarrollo más allá del confinamiento y la distancia social recomendables para evitar contagios y la propagación de la pandemia”, señaló la entidad.

Viene cambio profundo

Hugo Nájera, director general de Client Solutions de BBVA México ha destacado que la pandemia traerá un cambio profundo en la estrategia de crecimiento en los modelos de relación de la banca con los clientes.

Agregó que desde el día que las personas empezaron a abrir una cuenta desde su celular o desde la web, está en cuestionamiento las inversiones en sucursales.

En el caso de BBVA, expuso, esta contingencia mundial toma al banco a la mitad del camino de la transformación digital.