Nueva York.- El banco estadounidense Citigroup pagará 158.3 millones de dólares al gobierno de Estados Unidos para poner fin a la demanda donde se le acusa de falsas declaraciones sobre la calidad de préstamos inmobiliarios para obtener garantías públicas.

Según el documento del acuerdo amistoso, publicado el miércoles pero registrado el martes, "el demandante, Estados Unidos, va a recibir 158.3 millones de dólares de parte" de Citigroup y CitiMortgage.

El gobierno estadounidense se quejaba de haber tenido que "asegurar préstamos hipotecarios emitidos por el acusado en base a la fe en falsas declaraciones del acusado afirmando que (la calidad de) estos préstamos eran conformes a las reglamentaciones estadounidenses".

Según la demanda, las falsas declaraciones incriminadas tuvieron lugar "del 1 de enero a 2004 hasta hoy".

Los grandes bancos estadounidenses acumulan litigios vinculados a sus tratamientos de los préstamos hipotecarios antes de la crisis y a los decomisos inmobiliarios después de la crisis.

klm