El banco estadounidense Citigroup dijo este miércoles que pagará 590 millones de dólares para poner fin a una demanda de ex accionistas que acusaron a la entidad de dar información engañosa sobre su exposición a productos de riesgo entre 2007 y 2008.

Según el gabinete KM, que representa a los demandantes, el banco aportó información errónea entre febrero de 2007 y abril de 2008 sobre sus tenencias de productos financieros derivados, específicamente sobre la calidad de sus créditos hipotecarios de alto riesgo (subprime).

Citigroup dijo que accedió al acuerdo para evitar pagar más costos judiciales pero negó los cargos relativos a su exposición al mercado de derivados, que sufrió un colapso en ese periodo.

RDS