El gabinete de China reforzó las normas para fortalecer la regulación de los préstamos en la banca informal, en un nuevo esfuerzo por hacer frente a los riesgos financieros del crecimiento de los niveles de deuda, según un documento emitido el 11 de diciembre por el Consejo de Estado obtenido por Reuters.

El Consejo de Estado pidió una regulación más estricta de los préstamos en el llamado sistema bancario sin regulación .

Además, indicó que las compañías de fideicomiso los mayores participantes no bancarios en la banca informal deben volver a su propósito original como administradores de activos y no involucrarse en negocios de crédito .

Las autoridades no confirmaron oficialmente el documento, dirigido a las agencias de los gobiernos central y locales.

Las autoridades en China temen que la economía del país se haya vuelto dependiente de los préstamos para estimular el crecimiento y que la inversión a partir de deuda haya creado un enorme exceso de capacidad en muchas industrias.

De ser implementado estrictamente, el esfuerzo podría abatir los riesgos de una crisis por deudas incobrables y colocar a la economía de China en un camino más sostenible a largo plazo.

Pero el crecimiento a corto plazo probablemente caería, ya que una reducción de la expansión del crédito tiende a reducir el gasto.

Uno puede predecir que el crecimiento del financiamiento social total disminuirá y la inversión en activos fijos también se reducirá , dijo Liu Yuhui, director del Departamento de Análisis Financiero de la Academia China de Ciencias Sociales, un centro de estudios del gobierno, al referirse a la medición del banco central del crédito total de todas las fuentes.

Si esto no es acompañado de varias formas de reestructuración de deuda, algunos sectores podrían ver un quiebre en sus cadenas de financiamiento y podría haber incumplimientos en el pago de deudas , agregó.

Una auditoría oficial mostró que la deuda de los gobiernos locales de China llegó a 17.9 billones de yuanes a fines de junio del 2013, una fuerte alza respecto a los 10.7 billones a fines del 2010.

Los gobiernos locales figuran entre los que más reciben préstamos de la banca informal.