El estatal Banco do Brasil SA, el mayor banco de Brasil por activos, recibió la aprobación inicial de parte de un regulador chino para abrir una sucursal en el país asiático, dijo el miércoles un ejecutivo de alto rango.

La aprobación marca el primer paso para que el prestamista pueda operar como un banco comercial dentro del principal socio comercial de Brasil.

Antes de iniciar sus operaciones en China, el Banco do Brasil aún necesita dos aprobaciones regulatorias adicionales que podría recibir durante el 2013, según Paulo Rogerio Caffarelli, vicepresidente senior para banca mayorista y operaciones internacionales.

"Inicialmente, el banco debería contratar cerca de 20 empleados para apoyar las operaciones financieras de las compañías brasileñas con negocios en China", dijo Caffarelli a medios durante un evento organizado por el operador de mercados BM&FBovespa.

Durante el mismo evento, el presidente financiero de Banco do Brasil, Ivan Monteiro, dijo que el prestamista espera la pronta emisión de alrededor de 8,000 millones de reales (3,900 millones de dólares) en valores apoyados en hipotecas en Brasil.

"Estamos preparados. Sólo aguardamos los ajustes finales de parte de BM&FBovespa", dijo Monteiro.

RDS