El Senado chileno dio luz verde el jueves a un proyecto de ley presentado por el gobierno de Sebastián Piñera para permitir a los ciudadanos un segundo retiro desde sus fondos de jubilación del sistema privado de pensiones, horas después de rechazar una iniciativa anterior impulsada por diputados opositores.

El proyecto rechazado obtuvo 23 votos a favor y 10 en contra, insuficientes para su aprobación. La iniciativa seguirá en trámites legislativos, mientras se espera que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre su legalidad, como pidió el Ejecutivo.

La iniciativa aprobada fue presentada la semana pasada por el gobierno de centroderecha de Piñera, que buscaba desactivar la iniciativa originada por diputados opositores. Al ser un proyecto de ley enviado por el Ejecutivo, no requería mayoría calificada.

Ambos proyectos de ley autorizan un segundo retiro de 10% de los fondos de pensiones, pero la medida de Piñera impone pago de impuestos, restricciones sobre quién puede acceder al beneficio y devolución de los fondos. Pero esas restricciones se redujeron en los comités legislativos antes de la votación en plenario y ya se asemeja a la medida liderada por la oposición. Tras ser aprobada por los senadores, la iniciativa seguirá su trámite legislativo en la Cámara de Diputados.

El domingo, el gobierno pidió a la corte constitucional que revise la medida liderada por la oposición, argumentando que cualquier proyecto que envuelva gasto público y asuntos relativos a pensiones es iniciativa exclusiva del Ejecutivo.