Cuando falta una semana para que se cumpla el plazo máximo en que las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) deben comenzar a efectuar los primeros pagos de los afiliados que solicitaron retirar una parte de sus ahorros previsionales, ya se han realizado cerca de ocho millones de requerimientos. Según el balance entregado por la Superintendencia de Pensiones (SP) en Chile, un total de 7.9 millones de afiliados y beneficiarios ingresaron sus solicitudes de retiro de fondos. La cifra equivale a un 72.3% del total de afiliados que registran las administradoras.

La Asociación de AFP informó que las transacciones ya suman un monto total de 13,000 millones de dólares. Se proyecta que la cifra podría alcanzar los 20,000 millones de dólares.

El gerente general del gremio, Fernando Larraín, indicó que comenzó la etapa de notificación por parte de las administradoras sobre las peticiones aceptadas o rechazadas.

El ejecutivo informó que se habían registrado 7.6 millones de requerimientos de manera exitosa. “Del total de estas solicitudes ingresadas, registramos un nivel de rechazo aproximado total del 5 por ciento. Estamos hablando de una cifra muy menor considerando la magnitud de la operación”, destacó Larraín. Explicó que una de las razones para no aprobar una petición puede ser que a algunos afiliados no fue posible validar la prórroga legal de la fecha de caducidad de su cédula de identidad en el contexto de pandemia.

A una semana desde que comenzó el proceso para requerir una parte de los ahorros previsionales, los reclamos contra distintas AFP se han multiplicado en las redes sociales.

Ayer, la Asociación de AFP informó que cerca de 370,000 peticiones habían sido rechazadas, en su mayoría porque la cuenta de destino o la cédula de identidad no han sido validadas por las instituciones respectivas o no coinciden con los datos del solicitante.

Producto de esto, enormes filas se comenzaron a formar en las afueras de las oficinas del Registro Civil. Las personas están concurriendo para renovar su carnet de identidad para realizar nuevamente la solicitud a la AFP y que esta vez sea aceptada.

La mayoría de este tipo de reclamo se centra en las administradoras Habitat y Cuprum. Esta última emitió una declaración recalcando que “una de las medidas de control y seguridad que las AFP debemos realizar para la aprobación de las solicitudes de retiro de fondos es la certificación de vigencia y validez de la Cédula de identidad, certificación que se solicita al Registro Civil”.

Cuprum afirmó que se solicitó a ese organismo que realizara una segunda revisión de todos los afiliados a los cuales se le debió rechazar la solicitud de retiro de fondos, por problemas con su cédula de identidad. En esta revisión, el Registro Civil confirmó el rechazo de los 6,557 casos.