La cartera de crédito al consumo aumentó 23.9% anualizado al mes de agosto del 2012, con un saldo de 559,000 millones de pesos, apoyada por las carteras de crédito no revolventes, dio a conocer la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

En términos anuales, los segmentos de la cartera que destacan por su crecimiento son créditos personales, con 51.6%; créditos a entidades financieras con 36.9%, y créditos de nómina con 34.9% , aseguró la dependencia.

Actualmente, este segmento de la cartera representa 11.5% de la cartera total de la banca múltiple y es un monto de 17.1% superior a la cartera de tarjetas de crédito.

Al mes de agosto, el saldo de la cartera de tarjetas de crédito fue de 257,000 millones de pesos, con un aumento anual de 16 por ciento. Esta cartera representa 9.8% de la cartera total del sector bancario.

El Índice de Morosidad de la cartera de crédito se ubicó en 4.77% en agosto del 2012, porcentaje menor que el observado en el mismo mes del año anterior, que fue de 5.24 por ciento.

Por otro lado, la cartera de crédito a la vivienda representó 16.7% de cartera total de la banca múltiple, para alcanzar un saldo de 438,000 millones de pesos en agosto del 2012. El incremento observado con respecto al mes anterior fue de 0.7% y de 9.6% para los últimos 12 meses.

Asimismo, en agosto del 2012, la cartera dirigida al sector empresarial alcanzó un saldo de 1.1 billones de pesos, representando 44.8% de la cartera total del sector; esta cartera reportó un aumento anual de 10.7 por ciento.

El crecimiento de la cartera de crédito permitió que los bancos alcanzarán utilidades netas acumuladas a agosto por 58,000 millones de pesos, cantidad mayor en 26.7% con respecto a lo reportado en el mismo periodo del 2011, cuando fue de 46,000 millones de pesos.

La CNBV detalló que esto generó en agosto del 2012 un rendimiento sobre los activos de 1.44%, cifra mayor que la de agosto del 2011, que fue de 1.31 por ciento.

ehuerfano@eleconomista.com.mx