El Banco de Canadá decidió incrementar de 1.25 a 1.50% su tasa de interés interbancario, el cuarto incremento en un año, y advirtió que la posibilidad de “un mayor proteccionismo comercial es la amenaza más importante para la prosperidad global”.

El banco central prevé que la economía global crecerá en 3.75% en 2018 y 3.5 por ciento en 2019, en parte porque la economía de Estados Unidos se está mostrando “más fuerte de lo esperado”, reforzando las expectativas del mercado y empujando el dólar, aunque esto está contribuyendo a cierto “estrés financiero” en algunas economías emergentes.

Para Canadá, el organismo financiero prevé un crecimiento de 2.8% en el segundo semestre y un crecimiento más “moderado” de 1.5% en el tercer semestre de este año. Las exportaciones se ven impulsadas por una fuerte demanda mundial y mayores precios de los productos básicos.

La proyección de julio tomó en cuenta el impacto de las tarifas al acero y el aluminio impuestas por Estados Unidos, así como las medidas tarifarias en respuesta por parte de Canadá.

A pesar de que habrá algunos “ajustes difíciles” para algunas industrias y sus trabajadores, el Banco central espera que el efecto de estas medidas en el crecimiento y la inflación del país “sea modesto”.

“La inversión empresarial está creciendo en respuesta al sólido crecimiento de la demanda y las presiones de capacidad, aunque las tensiones comerciales pesan sobre la inversión en algunos sectores. En general, el Banco aún espera un crecimiento promedio cercano al 2.0% en 2018-2020”, indico.

El sector inmobiliario enfrenta altas tasas de interés y exigentes condiciones de hipotecas, aunque se prevé que el mercado inmobiliario se estabilice.

Respecto al índice inflacionario, el banco central prevé que se ubicará en un 2.0%, que crecerá a 2.5 y que regresará a 2.0% para la segunda mitad del 2019.

erp