Advierten financieros globales que, de aprobarse la propuesta de la nueva regulación para las aseguradoras de importancia sistémica, podría reducirse la cantidad de coberturas disponibles de mercado, afectando negativamente el potencial de crecimiento global.

En comunicados separados, el Instituto Internacional de Finanzas (IIF), que asocia a más de 470 instituciones globales, y la Asociación de Aseguradoras de Ginebra coincidieron en advertir que el proceso de designación de los aseguradores mundiales de importancia sistémica debe reflejar las características específicas de la industria de seguros y su modelo de negocio.

Si el proceso de designación no está bien dirigido, las medidas motivarán una reducción de la cobertura disponible de los seguros, elevar el costo del aseguramiento y lesionar la participación del negocio a nivel mundial advirtió el director gerente del IIF, Charles Dallara.

El IIF consideró que se está partiendo de una base equivocada al tratar de aplicar las mismas normativas vigentes para los bancos sobre las aseguradoras, pues son negocios muy distintos.

No hay parangón en el tamaño del negocio ni en la exposición a riesgos que tiene una aseguradora respecto del de los bancos, a pesar de que la aseguradora resulte con una importancia sistémica , advierte.

Las aseguradoras no prestan recursos a sus clientes y no están expuestas a retiros masivos de efectivo, aclararon en el IIF, lo que tendría que ser una diferencia fundamental en las exigencias de capital adicional o colchón para solventar eventualidades.

EN DISCUSIÓN

En este momento, hay un debate sobre la regulación de las instituciones de seguros de relevancia global: el Consejo de Estabilidad Financiera y la Asociación Internacional de Supervisores de Seguros (IAIS) pretenden acotar eventuales riesgos de su operación para el sector.

Se espera que el año próximo la IAIS difunda un estudio que incluirá el nombre de las aseguradoras globales de importancia sistémica.

Es esencial desarrollar un marco de trabajo donde esté bien adaptado el modelo de negocio de los seguros y que se tenga plenamente en cuenta sus características intrínsecas sin que se ponga en riesgo el beneficio social y económico de su negocio , reiteró la Asociación de Aseguradoras de Ginebra.

LAS PROPUESTAS

Las propuestas publicadas en octubre por el IAIS, suponen que las aseguradoras de riesgo sistémico que estén involucradas en actividades de riesgo más allá de su negocio principal, como la inversión de derivados, tendrán que mantener un capital adicional.

Estarán sujetas a la supervisión y regulación de autoridades financieras globales y tendrán que elaborar planes detallados de liquidación aplicables en caso de que fallen. Con ello se evitarán los rescates públicos.

[email protected]