La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) realizó cambios a los criterios contables especiales aplicables a las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps) y sociedades financieras populares (sofipos), a fin de evitar que estos intermediarios, lo mismo que las uniones de crédito, restrinjan, disminuyan o cancelen las líneas de crédito que los usuarios que recurran a apoyos de aplazamiento de pagos de crédito, tenían pactadas al 31 de marzo pasado.

En las modificaciones publicadas este lunes, el órgano regulador precisó que una de las condiciones para que estas figuras accedan a los criterios contables publicados el 1 de abril, ahora es no realizar modificaciones contractuales que consideren de manera explícita o implícita la capitalización de intereses, ni el cobro de ningún tipo de comisión derivada de la reestructuración o renovación. 

También, tratándose de créditos revolventes dirigidos a personas físicas otorgados por socaps o sofipos, las líneas de crédito previamente autorizadas o pactadas al 31 de marzo de 2020 no deberán restringirse, disminuirse o denunciarse por más del cincuenta por ciento de la parte no dispuesta de dichas líneas, o bien cancelarse.

Esto aplica también para los créditos dirigidos a personas morales otorgados por las socaps y sofipos.

La CNBV señala que tratándose de uniones de crédito, no deberán restringirse, disminuirse, denunciarse o cancelarse las líneas de crédito previamente autorizadas o pactadas, incluida la parte no dispuesta.

Otra de las modificaciones realizadas por la comisión, es que estas entidades, no deberán solicitar a los acreditados, garantías adicionales o su sustitución para el caso de reestructuraciones; además que tendrán que integrar solicitar a los acreditados, garantías adicionales o su sustitución para el caso de reestructuraciones.

De igual forma dejó sin efecto la parte que hacía mención a que los beneficios no serán aplicables para aquellos créditos que hayan sido objeto de otro programa relacionados con la contingencia generada por la pandemia del Covid-19.

La CNBV sumó a criterios contables especiales temporales al Fondo de Operación y Financiamiento Bancario a la Vivienda (FOVI), al Fideicomiso de Fomento Minero (FIFOMI), así como a los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA), respecto de créditos comerciales, de consumo y a la vivienda que tienen con clientes cuya fuente de pago se encuentre afectada por esta contingencia.

kg