Tres días después del incidente en el que millones de usuarios no pudieron realizar operaciones con tarjetas por fallas en los sistemas de Prosa, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) informó que tuvo conocimiento del caso y que se dio seguimiento puntual hasta el restablecimiento de los servicios afectados. 

El órgano regulador y supervisor detalló que, derivado de ello, se ha requerido información, tanto a las instituciones de crédito, como a Prosa, a fin de conocer a detalle, las causas del incidente y a partir de ello, determinar las acciones correspondientes.

 

“Lo anterior, sin perjuicio del informe que sobre la contingencia operativa están obligados a enviar las instituciones de crédito a la CNBV, en términos de las disposiciones aplicables”, detalló la CNBV en un breve comunicado,

La supervisión por parte de la CNBV a Prosa, expuso, se realiza en su función de empresa de servicios complementarios de instituciones de crédito, así como empresa especializada en las redes de medios de disposición para operaciones con tarjeta.