Aunque la autoridad afirma que en la actualidad ninguna plataforma fintech en México representa un riesgo importante en caso de que cierre operaciones, lo que sí ve es  que algunas han tenido un crecimiento muy acelerado en los últimos años, por lo que dicho desarrollo debe estar acompañado de regulación.

De acuerdo con Carlos Orta Tejada, vicepresidente de Política Regulatoria de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), algunas plataformas ya rebasan en tamaño a sectores como el de las casas de Bolsa, que cuenta con alrededor de 250,000 contratos, cuando en algunas fintech esta cifra ronda los 500,000 contratos.

“Hay algunas que ya son muy grandes; por ejemplo, si comparamos el número de contratos que hay en el sector de casas de Bolsa en México, rondará los 250,000 contratos, que son un poco menos de la mitad de lo que una sola plataforma de intercambio de activos virtuales tiene de contratos en México, entonces sí ha habido un crecimiento muy importante en estas plataformas”, detalló Orta Tejada.

A pesar de esto, el funcionario enfatizó que, por el momento, ninguna plataforma representa un gran riesgo dentro del sistema financiero; sin embargo, el desarrollo de este ecosistema debe contar con una regulación, la cual se aplicó desde la entrada en vigor de la Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera, mejor conocida como Ley Fintech.

“Podemos decir que todavía no representan un riesgo sistémico, la quiebra de alguna (fintech) tal vez no podrá implicar un impacto al nivel del sistema financiero mexicano, pero vemos que su crecimiento es muy acelerado, que los servicios que proporcionan son más diversificados y entonces, en ese sentido, vemos un crecimiento adecuado del sector que tendrá que venir acompañado de regulación”, explicó el vicepresidente de la CNBV.

Orta Tejada ejemplificó que también las plataformas de fondeo colectivo, uno de los dos tipos de figura que reconoce la ley, ya muestran cierta maduración ante los riesgos que pudieran enfrentar.

“En plataformas de crédito también (hay un crecimiento), pues ya tienen la ventaja de poder rechazar en algunos casos más de 90% de las solicitudes de crédito; en otros tipos de plataformas de capital veíamos que hasta hace algunos meses, los proyectos que tenían eran limitados, ahora los proyectos que se estarían fondeando en capital o de regalías en las plataformas tienen que ser mucho mayores, así como en volumen de recursos financiados”, añadió.

El vicepresidente de la CNBV reiteró que este crecimiento debe estar acompañado del marco regulatorio, cuya regulación  secundaria está en proceso.

“La ley establece distintos periodos para la emisión de la regulación secundaria, en los próximos meses tendremos que sacar regulación sobre la autorización de las plataformas y con la información de sus socios”, detalló.

Brasil lidera nuevamente

Aunque México se encontraba como líder del ecosistema fintech en América Latina, según la aceleradora Finnovista, Brasil ha recuperado esa posición, de acuerdo con los últimos datos, la nación sudamericana cuenta con 377 startups fintech en la actualidad.

Con este conteo, Brasil se posiciona por arriba de México, que en el conteo realizado a este país en el 2017 arrojó un resultado de 238 startups en operación.

“Brasil recupera la posición de liderazgo con 377 startups de fintech, un ecosistema 1.5 veces mayor que México y hasta tres veces más grande que Colombia, el tercer ecosistema de fintech en la región con 124 empresas”, se puede leer en el reporte realizado por esta aceleradora y el cual ha sido un referente para medir el ecosistema en América Latina.