De noviembre del año pasado a la fecha, 11 de 41 bancos en el país han obtenido la autorización para iniciar operaciones bajo el esquema de corresponsalías, lo que significa 5,107 puntos de acceso a servicios financieros básicos alternos a una sucursal tradicional.

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) expone que para ello BBVA Bancomer, Banamex, Santander, Banorte, HSBC, Inbursa, Scotiabank, Wal-Mart, American Express, Compartamos e Invex, establecieron contratos con 655 comercios.

Entre estos comercios se encuentra las tiendas de autoservicio y departamentales Wal-Mart, Bodegas Aurrera, Sam's Club, Superama, Soriana, Chedraui, Comercial Mexicana, Al Precio, City Market, Sumesa, Sears y Sanborns.

Además de Telecomm, Pequeños Comercios, Farmacias Guadalajara, Assis tu vestir, así como los restaurantes Vips, El Portón, La Finca y Ragazzi.

'De este modo, en sólo siete meses desde la primera autorización (Wal-Mart), la red de corresponsales representa 47% de la infraestructura de sucursales bancarias tradicionales en el país', destaca el organismo regulador.

Las operaciones que llevarán a cabo a través de los corresponsales depende de lo solicitado por cada banco a la Comisión.

No obstante, gracias a las autorizaciones emitidas a la fecha, existe la posibilidad de acceder a 4,178 puntos adicionales para realizar depósitos, 2,933 para retiros y consulta de saldos.

Asimismo, 2,221 para pago de servicios, 5,107 para pago de créditos, 644 para pago de cheques y situaciones de fondos y 2,030 tienen permitido poner en circulación tarjetas prepagadas bancarias.

La CNBV aclara que de forma adicional a los corresponsales que ya cuentan con la autorización para operar, existen cinco instituciones bancarias en espera de recibir autorización para llevar a cabo contratos de corresponsalía.

De concretarse, dichas autorizaciones representarían un incremento de 9,912 establecimientos, para un total de 15,019 puntos de acceso a servicios financieros básicos a través de corresponsales.

La figura de corresponsales bancarios se introdujo durante el 2008 al marco normativo del sistema financiero mexicano, con el objetivo de incrementar la oferta de servicios financieros básicos para la población en general.

RDS