La Comisión Europea espera que España demande formalmente activar el mecanismo de urgencia previsto dentro del plan de ayuda al sector financiero español para inyectar liquidez al banco nacionalizado Bankia.

Pero de momento, el gobierno español de Mariano Rajoy no lo ha hecho. "La Comisión puede confirmar que no ha recibido hasta ahora ninguna demanda para activar la ayuda de urgencia en el marco del programa de asistencia financiera a los bancos" españoles, dijo este miércoles Olivier Bailly, portavoz del ejecutivo europeo en una conferencia de prensa.

Una vez que España haga la demanda, la inyección de capital debe ser aprobada por Bruselas, los países de la zona euro y el Banco Central Europeo (BCE). A partir de allí la entrega de los fondos se podrá hacer en "días o una o dos semanas" como máximo, matizó.

Según el acuerdo del 20 de julio alcanzado por los países de la zona euro, los bancos españoles pueden recibir un primer tramo de ayuda de 30,000 millones de euros, de un total de 100,000 millones, para cubrir sus necesidades de capital antes de que Bruselas concluya su análisis sobre el sistema financiero español, lo que está previsto para octubre.

Pero para que se desembolsen estos fondos de forma adelantada, es necesario que el gobierno español envíe una demanda "justificada y cuantificada" del Banco de España, precisó Bailly. "Eso no ha ocurrido", insistió.

La inyección anticipada de capital es una fórmula contemplada en el Memorando de Entendimiento (Mou) firmado entre España y la zona euro, que permite activar cuanto antes la ayuda a Bankia, cuyo rescate histórico precipitó la ayuda europea al sector financiero español.

El ministro español de Economía, Luis de Guindos, aseguró que Bruselas y Madrid prevén "una inyección anticipada" de fondos a Bankia y otros bancos nacionalizados, en el marco del plan de ayuda de hasta 100.000 millones de euros.

Las acciones de Bankia subían este miércoles casi el 17% en la Bolsa de Madrid, anticipando la llegada de la inyección de fondos.

Según la prensa española, la zona euro está finalizando las modalidades de una ayuda de urgencia a Bankia, y el banco podría disponer de fondos en "los próximos días".

A finales de septiembre, se esperan los resultados de una auditoría y de las pruebas de resistencia que se están realizando en el 90% del sector bancario español y que pondrán en evidencia las necesidades financieras de cada entidad.

Las entidades españolas quedaron divididas en cuatro grupos tras el acuerdo de julio. Bankia fue ubicada en el grupo de las nacionalizadas, al igual que Novagalicia, Catalunya Caixa y Banco de Valencia.

La burbuja inmobiliaria que estalló en 2008 dejó gigantescos agujeros en la banca española, lo que incitó al Eurogrupo a acordar una ayuda financiera al sector.

Bruselas acordó con el gobierno español que la inyección de capital se haga desde el fondo de rescate europeo al Fondo español de ayuda a la reestructuración del sector bancario (FROB), aunque en un primer momento computará como deuda pública, lo que quería evitar el gobierno de Mariano Rajoy.

RDS