Para tener éxito en las inversiones hay que identificar los sesgos de disponibilidad, de manada, de aversión a las pérdidas, del presente, del anclaje y del país de origen, así lo explicó Hugo Petricioli, director general de México y Centroamérica de Franklin Templeton, durante el Simposio de Finanzas: Mitos y realidades del Sector Financiero, desarrollado en la Universidad Anáhuac Campus Sur.

Dijo que el sesgo de disponibilidad es cuando “nuestro pensamiento está fuertemente influenciado por lo que es más relevante, reciente o dramático. Se observa claramente cuando los rendimientos de los inversionistas son inferiores que los que ofrece el mercado”.

Explicó que el sesgo de manada se atribuye a que seguimos a la multitud porque tememos cometer errores o perder oportunidades y “es cuando crecen las burbujas especulativas, como fue el caso de la Crisis de 1929, las punto com y la crisis inmobiliaria”.

En el caso de aversión a pérdidas, Petricioli expuso que “preferimos evitar las pérdidas porque el dolor asociado lo sentimos más fuerte que la recompensa que se siente a ganar. Por lo regular, el miedo impulsa a los inversionistas a invertir en efectivo y eso tiene un costo”.

Enfoque de tiempo

El sesgo del presente es cuando “sobrevaloramos las recompensas inmediatas a expensas de las metas de largo plazo”, mencionó el director general de México y Centroamérica de Franklin Templeton ante estudiantes.

Manifestó que es indispensable pensar a largo plazo, ya que los ahorros para jubilación son necesarios para mantener la calidad de vida.

Explicó que el sesgo de anclaje es cuando tendemos a confiar demasiado en cierta información cuando tomamos decisiones. “Las expectativas definen nuestro sentir sobre las decisiones que tomamos. Anclarse influye en las expectativas del rendimiento deseado”.

Nacionalismo

Hugo Petricioli consideró que en el campo de las inversiones somos muy nacionalistas. “Tendemos a favorecer a las empresas y a los productos de origen, de país o de región. Sin embargo, la diversificación ayuda a aumentar los rendimientos y disminuir los riesgos”.

[email protected]