Londres.- Los directores de Barclays deberían limitar cualquier compensación económica para el ex presidente ejecutivo del banco Bob Diamond y evitar así otro "escándalo", dijo el domingo el secretario de Negocios de Gran Bretaña, Vince Cable, admitiendo que el Gobierno no puede bloquear los pagos.

Diamond renunció la semana pasada en medio del malestar público luego de que Barclays acordara pagar más de 500 millones de dólares en multas por manipular una tasa de interés clave.

Periódicos han reportado que Diamond podría recibir una compensación de más de 20 millones de dólares.

"No hay nada que el Gobierno pueda hacer directamente al respecto, pero creo que en visión de la vergüenza que se ha cernido sobre el banco Barclays, me sorprendería mucho que el presidente y el directorio permitieran que ocurra otro escándalo", dijo Cable a la cadena televisiva BBC.

"Sinceramente esperaría que el directorio de Barclays tome una visión muy estricta de todo esto", agregó Cable.

El presidente de Barclays Marcus Agius y otro importante ejecutivo también renunciaron la semana pasada, luego de que el banco admitiera que sus operadores manipularon la tasa interbancaria Libor entre el 2005 y el 2009.

La Libor se utiliza para fijar las tasas de interés por miles de millones de dólares en contratos a nivel global.

El escándalo volvió a encender la molestia en Gran Bretaña contra los banqueros, a quienes se culpa por la recesión que el país intenta dejar atrás.

El Sunday Times reportó que los directivos de Barclays considerarán dividir el banco en dos. El periódico británico citó fuentes internas que dijeron que el directorio estudiará separar la rama de inversiones bancarias de sus operaciones minoristas y comerciales.

El banco de inversiones, antiguamente llamado Barclays Capital, sería llevado a Nueva York, con el resto del grupo manteniéndose en Londres.

Barclays no quiso entregar comentarios.

klm