Los integrantes de la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) mantuvieron sin cambios la Tasa de Interés Objetivo en un nivel de 8.25%, después de dos alzas consecutivas de 25 puntos base en los meses previos, alineándose con la decisión de política monetaria que tomó la Reserva Federal de Estados Unidos en enero de este año.

Además de ser el primer anuncio del 2019, también es el primero con Gerardo Esquivel y Jonathan Heath como integrantes de la Junta de Gobierno. Por segunda ocasión la decisión de política monetaria se tomó por unanimidad.

En el comunicado se indica que esta decisión responde a un mejor comportamiento de los precios de los activos financieros al interior del país, la apreciación y estabilidad de la moneda mexicana y un debilitamiento del dólar derivado de las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos.

Los mercados nacionales han registrado mayor dinamismo desde el anuncio de política monetaria previo. Este comportamiento estuvo impulsado por la aprobación del Paquete Económico para el ejercicio del 2019, así como por la recompra de bonos del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, tema que en meses previos generó tensiones en los mercados internos.

En el comunicado refirieron que la decisión se adapta a las necesidades del país relacionadas con el comportamiento de sus variables monetarias y como respuesta a la cifra de inflación anual que se ubicó en 4.37%, anunciada también hoy por la mañana.

Continúan presiones

El Banxico destacó en su informe que, pese a la recuperación del dinamismo en los mercados nacionales, continúan las presiones ejercidas por los retos financieros que enfrenta Petróleos Mexicanos (Pemex), así como por la desaceleración que presentó la economía mexicana durante el último trimestre del año y las expectativas a la baja que se tienen para el 2019.

Por su parte, se destacan los factores que podrían ejercer presiones inflacionarias, entre ellos la posible pérdida de valor de la moneda mexicana por factores externos o internos, el comportamiento de los precios de los energéticos y productos agropecuarios y el impacto directo o indirecto del incremento en el salario mínimo.

Los integrantes de la Junta de Gobierno del Banxico confirman que se actuará de manera oportuna y adecuada para contrarrestar cualquier desequilibrio entre las variables monetarias, y guiará sus decisiones periódicas a mantener el nivel de precios estable.

Recomiendan seguir políticas que generen certidumbre

Se sugiere que debido a los riesgos que enfrenta la economía nacional y la tendencia a la baja que se prevé para los siguientes dos años, el Banxico recomienda que se sigan políticas públicas que proporcionen certidumbre y confianza a los inversionistas, un nivel mayor de productividad y la consolidación de las finanzas públicas.