La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) dejó sin cambio la tasa de interés interbancaria, en 3.75%, al reconocer la posibilidad de que la actividad económica nacional tenga un dinamismo menor al esperado.

De ser el caso, consideran que se postergarían las presiones inflacionarias por el lado de la demanda agregada.

En su tercer anuncio monetario del año enfatizan que la inflación anual se mantendrá en los próximos meses en niveles inferiores a 3% y prevén que en los últimos meses del año supere transitoriamente dicha cifra .

Encuentran como riesgo al alza que el deterioro internacional provoque una depreciación desordenada del tipo de cambio que pueda afectar en mayor grado a la inflación general . Y ven viable que la inflación subyacente anual continúe aumentando gradualmente.

El dato más reciente de inflación subyacente, al cierre de la primera quincena de abril, rompió la tendencia al alza de los tres meses previos, al ubicarse en 2.79 por ciento.

La Fed subirá gradualmente

Tal como lo ha hecho anteriormente, la Junta de Gobierno del Banxico dio su lectura sobre la decisión más reciente de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), que fue divulgada a fines de abril, en la que dejaron también sin cambio su tasa de interés.

Desde su perspectiva, se anticipa una trayectoria más gradual de incrementos futuros de la tasa de fondos federales de Estados Unidos.

Sustentan su lectura en la observación de la Fed de que darán seguimiento puntual a la evolución de las condiciones económicas y financieras internacionales que pudieran afectar el cumplimiento de su mandato dual .

La Reserva Federal, a diferencia del Banco de México, tiene el doble mandato de velar por crecimiento y estabilidad de precios.

Deterioro global

En el diagnóstico sobre la situación mundial, la Junta de Gobierno habló de la necesidad de estar preparados ante nuevos episodios de volatilidad y, tal como lo indican analistas de Banamex, insistió en la relevancia de reforzar los fundamentales económicos.

Hacia adelante no pueden descartarse nuevos episodios de volatilidad financiera internacional. En particular, aunque los precios del petróleo han continuado mostrando una recuperación, el mercado mundial de esta materia prima ha registrado un cambio estructural que se refleja en la actualidad en un desbalance entre oferta y demanda .

Y consideraron que persiste la posibilidad de una descompresión desordenada de primas por plazo en los mercados financieros internacionales ante la normalización esperada de la política monetaria en Estados Unidos . El balance de riesgos para el crecimiento mundial se deterioró respecto de la reunión anterior, resumieron.

Sin sorpresas

Analistas de Banamex y Goldman Sachs observan que tanto la decisión como el tono del comunicado eran previsibles.

El equipo de analistas de Goldman Sachs para América Latina espera que el banco central se mantendrá alerta sobre la decisión de la Reserva Federal y que sólo se alejará de aquélla si se renueva la presión sobre el tipo de cambio.

Sólo si el panorama de inflación se deteriora a partir de las presiones que pueda ejercer el tipo de cambio, la autoridad podría sorprender de nuevo con una alza de tasas , refieren en un análisis.

Aparte, Sergio Luna, analista de Banamex, destaca que Banxico advirtió sobre un posible repunte de la volatilidad.

Banxico se mantuvo cauteloso sobre la volatilidad financiera internacional (...); observa un deterioro en el balance de riesgos sobre la actividad global con énfasis en el reciente desempeño de la economía de Estados Unidos .

El próximo anuncio monetario de Banxico se dará el 30 de junio, 15 días después del aviso que realizará la Fed.

De acuerdo con analistas de Bank of America Merrill Lynch para México, a partir de junio es viable que se presente la siguiente alza de tasas por parte del Banco de México, siendo la guía de la decisión la presión cambiaria sobre la inflación.