Grupos financieros anticiparon que el Banco de México (Banxico) mantendrá en 7.5 % la tasa de referencia en su reunión de política monetaria del jueves próximo, tras las dos alzas previas, pues han disminuido las presiones inflacionarias.

Además, porque se descarta una depreciación significativa del peso frente al dólar, pues el mercado cambiario ya incorporó la incertidumbre por la elección presidencial en México el 1 de julio próximo, así como una renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) más pronta de lo esperado.

Así, a diferencia de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, que el 21 de marzo pasado elevó en 25 puntos base su tasa de fondos federales, prevén que el jueves próximo el Banxico dejará en 7.5 % la tasa de fondeo bancario, luego de aumentos de 25 puntos base cada uno.

Estimaron que inflación general, a conocerse este lunes, será de 0.40 % en marzo de este año, con lo cual la inflación anual disminuirá a 5.11% desde 5.34% en febrero pasado y sumaría tres meses a la baja desde 6.77 % al cierre de 2017, su mayor nivel en 17 años.

Citibanamex anticipó que el Banxico mantendrá la tasa de referencia sin cambio, en 7.5 por ciento, en su reunión de política monetaria de esta semana, lo que implica un desacoplamiento de facto de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Esto, debido a que las presiones inflacionarias han disminuido y el comportamiento del tipo de cambio ha sido bastante positivo gracias a la mejora del sentimiento sobre el TLCAN, con lo cual la paridad peso-dólar está registrando mínimos de seis meses en niveles cercanos a 18 pesos.

Aun así, la institución financiera consideró que la Junta de Gobierno de Banxico optará por un tono cauteloso ya que los factores que podrían crear volatilidad todavía se avecinan en el horizonte: las próximas dos reuniones de política monetaria de Banxico son el 17 de mayo y el 21 de junio, teniendo como telón de fondo la elección presidencial en el país del 1 de julio.

Santander coincidió que en su próximo anuncio de política monetaria del 12 de abril próximo, el banco central decidirá que la tasa objetivo permanezca en 7.5 % ante el positivo comportamiento de la inflación y del tipo de cambio en fechas recientes.

No obstante, consideró que en la reunión del 17 de mayo, la Junta de Gobierno del Banxico realizaría un nuevo incremento de la tasa de interés objetivo en 25 puntos base, siempre y cuando se presenten para entonces presiones significativas para el peso, pero si ello no ocurre la tasa se mantendría también en 7.5 por ciento.

Banorte también descartó un incremento del Banxico en la tasa de referencia el próximo jueves pues en su opinión, el mercado cambiario no solo tiene incorporada la incertidumbre electoral, sino que ahora descuenta que el TLCAN pueda ser renegociado más pronto de lo que se anticipaba.

No obstante, estimó muy probable que el peso pueda perder terreno de manera significativa frente al dólar conforme se vayan acercando a las elecciones y así, la Junta de Gobierno del Banxico tendrá que instrumentar un incremento adicional de 25 puntos base antes del 1 de julio, ya sea en la reunión del 17 de mayo o en la del 21 de junio.

“Hacia delante, y en la medida en que se disipe la volatilidad generada por el proceso electoral y la incertidumbre respecto a la renegociación del TLCAN, habría posibilidades de que dicho banco central tenga espacio para mantener e incluso reducir la tasa de referencia durante la segunda mitad del año”, destacó el grupo financiero.