Grupo Financiero Banorte buscará participar en gran parte de los proyectos del Plan Nacional de Infraestructura (PNI) que se espera se presente en breve por parte del gobierno federal, pero de los que ya se han adelantado obras como el Tren Maya, la refinería de Dos Bocas, y el nuevo aeropuerto de Santa Lucía, entre otros.

Marcos Ramírez Miguel, director general del banco, manifestó su entusiasmo por ello, pues recordó que la fusión, el año pasado con Interacciones, le permite tener un brazo especializado en financiar proyectos de infraestructura.

Precisó que la palabra clave para participar, es que los proyectos sean bancarizables. “Tenemos que encontrar la forma de que cada uno de los proyectos tenga especificaciones y nosotros trabajar desde el origen para hacerlos bancarizables. Tenemos suficiente capital y dinero para invertir en el país”, dijo.

Detalló que se analizarán todos los proyectos para que el banco pueda participar en gran parte de éstos. “Es una labor de toda la banca”, puntualizó.

En el pasado Foro Banorte, celebrado en agosto, el presidente de la entidad, Carlos Hank, hizo un llamado a los empresarios a sumarse a la llamada Cuarta Transformación, exhorto que reiteró el director general del banco regiomontano, Marcos Ramírez Miguel.

En la conferencia para presentar sus resultados trimestrales, el banquero destacó que esta institución pone a disponibilidad lo que en el grupo financiero se tiene para apoyar, tal es el caso del banco, la casa de Bolsa y demás brazos que lo conforman.

Hay optimismo para el 2020

Aunque para el 2019 se espera un crecimiento cercano a cero, Banorte ve con optimismo el 2020, donde mantiene su pronóstico de crecimiento de 1.4% para ese año.

Gabriel Casillas, director general adjunto de Análisis Económico del banco, detalló que una parte importante para ello será la reactivación de proyectos de inversión hasta ahora pospuestos. “En nuestros clientes vemos esa chispa de empezar a invertir”.

El economista del banco también destacó que otro punto relevante es el consumo básico, el cual dijo, “ha sido resistente, ha estado fuerte y es posible que así siga el próximo año”.

Marcos Ramírez confió también en que el crédito siga creciendo el próximo año, más que la economía.