Como consecuencia de los efectos en la economía mexicana por la pandemia del Covid-19, los bancos ya anticipan un deterioro en la calidad de sus carteras en todos los segmentos para lo que resta del 2020, ello, de acuerdo con el Banco de México (Banxico).

Los propios bancos han reconocido que, dada la caída en la economía y el empleo, habría un incremento en la cartera vencida en los próximos meses, una vez que también haya terminado el programa de diferimiento de pagos de los créditos que se lanzó en marzo y abril.

Ante esto, sin embargo, las entidades han informado de una importante constitución de reservas preventivas, lo que ha mermado, en parte, sus utilidades del primer semestre.

El Banxico publicó el viernes la Encuesta Sobre Condiciones Generales y/o Estándares en el Mercado de Crédito Bancario para el trimestre abril-junio, y en esta ocasión manejó tres temas especiales que tienen que ver con la coyuntura de la pandemia de Covid-19 y sus afectaciones.

“Se invitó a los bancos a revelar su expectativa sobre cómo se verá afectada la calidad de su cartera de crédito durante el 2020. Lo anterior, en un escenario en el cual la actividad económica evolucione de acuerdo a los pronósticos más recientes”, precisó.

Pymes, donde se espera uno de los mayores impactos

En este sentido, Banxico explicó que en el segmento de empresas grandes, 100% de los bancos con mayor participación anticipa un deterioro moderado en la cartera correspondiente.

En tanto, entre los de menor participación, 69.6% anticipa un deterioro moderado, mientras que 21.7% anticipan que la calidad de la cartera permanecerá sin cambios, y 8.7% de estos tiene la expectativa de un deterioro importante.

Por su parte, en el segmento de pequeñas y medianas empresas (pymes) no financieras, 83.3% de los bancos con mayor participación considera que habrá un deterioro moderado en la cartera, en tanto que 16.7% anticipa un deterioro importante.

Entre los bancos con menor participación, 59.1% espera un deterioro moderado y 27.3% un deterioro importante, mientras que 13.6% considera que permanecerá sin cambios.

En cuanto al crédito a intermediarios financieros no bancarios, entre los bancos con mayor participación, 66.7% espera un deterioro moderado y 16.7% un deterioro importante, en tanto que 16.7% restante considera que permanecerá sin cambios.

Por su parte, 68.8% de los bancos con menor participación anticipa un deterioro moderado, mientras que 31.3% espera que permanezca sin cambios.

El Banxico puntualizó que en el segmento de crédito al consumo, 100% de los bancos con mayor participación anticipa un deterioro moderado en su cartera durante el 2020.

Por su parte, 70.6% de los bancos con menor participación espera un deterioro moderado, 11.8% un deterioro importante, otro 11.8% anticipa que permanecerá sin cambios y 5.9% restante espera una mejoría moderada en la cartera.

Dentro del segmento de crédito hipotecario, entre los bancos con mayor participación, 66.7% anticipa un deterioro moderado de su cartera, en tanto que 16.7% prevé que se deteriorará de forma importante y otro 16.7% espera que permanezca sin cambios.

Entre los bancos con menor participación, 75.0% espera un deterioro moderado, 12.5% un deterioro importante y otro 12.5% que permanezca sin cambios.

Programa de diferimiento de pagos

Otro tema de coyuntura que planteó el Banxico en esta encuesta, fue el relacionado con qué porcentaje de la cartera de los bancos se adhirió al programa de diferimiento de pago de créditos que se lanzó entre marzo y abril, y aquí destacó que en el sector pymes, es donde se encontró la mayor participación.

“En el segmento de pymes no financieras, 33.3% de los bancos con mayor participación estima que entre 31% y  40% solicitaría ingresar a los programas, mientras que otro 33.3% considera que sería entre el 51% y el 60% de la cartera. Por su parte, 30% de los bancos con menor participación contemplan que entre 21% y el 30% de la cartera los solicitará”.

En cuanto al crédito al consumo, 33.3% de los bancos con mayor participación estima que entre 0 y 10% de la cartera solicitaría participar en los programas, mientras que para los bancos con menor participación 23.5% considera que entre 11 y 20% se adheriría, en tanto que otro 23.5% estima que sería entre 31 y 40% de la cartera.

Adicionalmente, en el caso del crédito hipotecario, 33.3% de los bancos con mayor participación considera que entre 11 y 20% de la cartera solicitaría acceso al programa, en tanto que otro 33.3% estima que sería entre 21 y 30%, y el restante 33.3% que sería entre 31 y 40 por ciento.

Hubo menor demanda de crédito

Respecto a las preguntas tradicionales que contempla la encuesta, el Banxico informó que los bancos tanto de mayor como de menor participación, registraron menor demanda de crédito en el trimestre en cuestión, excepto en intermediarios financieros no bancarios.

Para el siguiente trimestre, esperan que se recupere en algunos sectores, pero que siga igual en otros.

Deterioro de cartera

  • 33.3% de los bancos con mayor participación estima que entre 31 y 40% solicitaría ingresar a los programas.
  • 33.3% considera que se unirían entre 51 y 60% de la cartera.
  • 30% de los bancos con menor participación contemplan que entre 21 y 30% de la cartera lo haga.

eduado.juarez@eleconomista.mx