La llegada de los grandes tecnológicos Google, Apple, Facebook y Amazon (GAFA) al mercado mexicano de servicios financieros es inminente. Así lo han reconocido las autoridades, que han revelado el interés de algunos de éstos por entrar.

Los bancos también están conscientes de ello. Mientras que algunos sugieren que pueden competir al tú por tú como a un jugador más; otros señalan que lo ideal es aliarse. En lo que sí coinciden todos los que operan en México, o al menos los más grandes, es que debe aplicárse la misma regulación a la misma actividad.

Eduardo Osuna Osuna, vicepresidente y director de BBVA Bancomer, mencionó hace algunas semanas a El Economista que cualquier incremento de competencia es bueno para el sistema, pues orilla a ser más innovadores, pero efectivamente reconoció que representa un riesgo.

“El gran reto con éstos nuevos participantes en el sistema es que ante productos y riesgos iguales, se tenga una misma regulación para no generar asimetrías entre unos jugadores y otros. Y sobre todo, que esa regulación proteja al público ahorrador (...) Siempre un competidor es un riesgo, es una amenaza en cualquier industria. El reto es moverte hacia el mismo ritmo que un competidor o más rápido que él, si no, estás condenado a perder mercado. Y nosotros nos hemos venido preparando justo para competir al tú por tú con los jugadores globales”, dijo.

BBVA Bancomer es uno de los bancos que más avances ha mostrado en materia de digitalización de su banca y en facilitar los productos y servicios a sus clientes. Otros bancos de los más grandes, también se han movido ya en esa dirección.

Para Héctor Grisi Checa, presidente ejecutivo y director de Santander México, lo principal en este tema es que todos operen bajo el mismo terreno, mismas condiciones y mismos requerimientos.

“Nosotros podemos competir contra el que sea, pero en las mismas condiciones. La regulación tiene que ser igual, ellos tienen que tener los mismos requerimientos que tenemos para todo lo que hacemos”, señaló en una entrevista reciente.

Añadió: “No sé (si vayan a llegar pronto), pero de que van a llegar van a llegar, y lo que es importante es que la regulación esté preparada para recibirlas y para que nos ponga en el mismo territorio a todos”.

Enrique Zorrilla Fullaondo, director general de Scotiabank México, reconoció hace poco que las grandes tecnológicas son grandes competidores y han puesto énfasis en algo que la banca no necesariamente puso antes, que es la experiencia del cliente.

Coincidió con sus colegas: “Es muy importante que la regulación sea pareja y equivalente para que todos tengamos los mismos requerimientos de información, de autenticación y de controles vinculatorios con esa clientela. De otra manera, lo que estaríamos viendo sería un arbitraje a favor de estas entidades claramente hasta el momento no reguladas en un alto porcentaje de sus actividades o reguladas de una manera muy diferente”.

¿Trabajar juntos?

Ernesto Torres Cantú, director general de Citibanamex, tiene una visión en cierto punto diferente, pues afirmó hace algunas semanas que la mejor manera es trabajar juntos.

“Y lo hemos hecho, para muestra el Buen Fin. Las promociones que tuvimos con Amazon, con Apple, fueron muy buenas por mucho, fuimos el banco mejor en eso y con asociaciones muy cercanas. Entonces, ese modelo de colaborar, yo creo que es lo que va a terminar subsistiendo”, expuso.

Hace poco, el presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, Adalberto Palma, reconoció que hay interés de empresas tecnológicas de todo tipo, incluidas las GAFA, de operar en México con servicios financieros.

Aunque los bancos tienen gran cantidad de información de sus clientes, hasta hace poco no habían aprovechado esa situación, utilizando inteligencia artificial, big data y otras herramientas, para dar una mejor experiencia a sus clientes, algo que sí está en el ADN de las grandes tecnológicas.

Ya operan en algunas jurisdicciones

El estudio Fintech y Estructura del Mercado en Servicios Financieros: Desarrollos del Mercado y Posibles Implicaciones para la Estabilidad Financiera, elaborado por el Financial Stability Board, señala que en algunas jurisdicciones grandes empresas de tecnología bien establecidas han ingresado recientemente en los mercados de servicios financieros.

Como ejemplo, menciona que las firmas chinas big tech Alibaba, Baidu y Tencent están activas en una amplia gama de servicios financieros, y en muchos casos se asocian con las principales instituciones financieras o nuevos jugadores de fintech.

“En Estados Unidos, los préstamos de Amazon, lanzados en el 2011, se ofrecen a comerciantes que venden productos a través de su mercado (...) Recientemente comenzó una asociación con Bank of America en préstamos para pequeñas empresas y, según se informa, está en conversaciones con bancos sobre un producto de cuenta corriente”, señala el informe.

Añade que en Australia, Japón y el Reino Unido, el capital de trabajo de PayPal también está incrementando los préstamos a las empresas: “En África Oriental, Egipto e India, Vodafone M-Pesa informa que tiene 32 millones de usuarios activos en pagos, y en Kenia ofrece productos de crédito y depósitos a través de M-Shwari. En América Latina, la plataforma de comercio electrónico Mercado Libre había prestado 127 millones de dólares en varios mercados a finales del 2017, y está experimentando con productos de seguros y gestión de activos”.

El documento refiere que las empresas de big tech pueden tener acceso a las tecnologías de vanguardia para procesar big data, incluida la computación en nube, la inteligencia artificial y el aprendizaje automático, “por lo tanto, pueden disfrutar de algunas ventajas competitivas sobre las empresas de servicios financieros”.

Colaboración bancos-fintech, fundamental para competir

Un artículo reciente de la calificadora Standard & Poor’s, denominado El Futuro de la Banca: Tecnología e Innovación Podrían Expandir el Acceso a los Servicios Bancarios en México, señala que en otras regiones como Estados Unidos, Europa y Asia-Pacífico, las GAFA ya han penetrado el espacio bancario de manera limitada, principalmente a través del servicio de pagos.

Actualmente, refiere, Amazon está evaluando la posibilidad de adoptar el CoDi para que sus clientes mexicanos puedan pagar utilizando la tecnología de escaneo con códigos QR.

Por ello, en opinión de S&P, la colaboración futura entre los bancos comerciales mexicanos y las compañías fintech será fundamental para competir con los titanes de la tecnología que tienen una gran fuerza financiera y bases de clientes más sólidas.

[email protected]