Los bancos no ven, de momento, un impacto importante en la cartera de crédito (sobre todo en consumo) en caso de que se concrete la austeridad en el próximo gobierno que implicaría reducción de salarios y eliminación de algunas plazas, además de ciertos beneficios, como los seguros. En esto coinciden, al menos, dos de los cinco bancos más grandes: Citibanamex y Banorte.

A mayo pasado, la cartera de crédito al consumo del sector banca en México ascendía a 991,351 millones de pesos, con una morosidad de 4.65 por ciento. Citibanamex tenía 203,464 millones de ese portafolio y Banorte 111,817 millones.

Ernesto Torres Cantú, director general de Citibanamex, mencionó la semana pasada que sí se impactará en la capacidad de pago de algunos trabajadores del gobierno, pero que se buscarían soluciones.

“Si estaba calculada la capacidad de pago sobre un sueldo de 100,000 y de repente ganas 70,000, pues sí tienes un impacto, y es algo que tenemos que atender en su momento, ya sabiendo cómo queda todo en ese sentido y ver opciones para esos clientes”, dijo.

Ahora bien, en el caso de una posible reducción en el número de trabajadores del gobierno, el banquero precisó que debe dimensionarse respecto al número total de empleados en el país, incluidos los de la Iniciativa Privada.

“Tenemos que pensar en el impacto de la economía, si se da, en ese sentido México tiene varios millones de trabajadores. Entonces en el índice total no necesariamente tiene un impacto. En estos trabajadores en lo individual, obviamente lo tiene, pero el mercado laboral está creciendo y el empleo formal sigue creciendo muy bien (...) tomará algún tiempo absorberlo, pero terminará ocurriendo”, precisó.

Aunado a ello, Ernesto Torres comentó que, con base en lo que ha anunciado el próximo gobierno, se ahorrará en ciertos sectores para destinar recursos a otros.

“No es que el dinero se ahorra y desaparece ese gasto, sino en lugar de gastarse en ciertos rubros, se gasta en otros, el dinero regresa a la economía y a la hora que regresa se va a dar el mismo consumo”, insistió.

Al grueso de los empleados no se les bajará el sueldo

Marcos Ramírez Miguel, director general de Banorte, mencionó por su parte que no ven un problema en la cartera por el plan de austeridad pues, detalló, en caso de la baja de sueldos, esto será en los altos mandos y no en el grueso de la burocracia.

“Donde entramos con credinómina es en los sueldos que vemos que no se van a modificar mucho; en quienes necesitan crédito pero que no les reducirán sus ingresos: policías, profesores, y no vemos que a ellos se les vayan a reducir drásticamente sus ingresos. Nos sentimos tranquilos, estamos viendo el universo en el que sí se les reduzca, y en el otro lado de la moneda tenemos que el que menos crédito tiene, por lo general es el mejor pagador. No vemos un problema ahí”, enfatizó.

En este sentido, comentó que en el portafolio de nómina hay margen y están tranquilos. “Nos vamos a adaptar y con base en eso daremos los nuevos créditos del futuro”.

Ven oportunidad en pólizas

En cuanto a la inminente eliminación de algunos seguros de los que gozan ciertos funcionarios con cargo al erario, Banorte ve incluso una oportunidad, pues dichas pólizas (de gastos médicos y separación) en la actualidad sólo las tiene alguna empresa aseguradora, y ahora, si así lo desean, los podrán contratar de forma individual con otras instituciones, en donde este banco regiomontano ve una gran oportunidad de negocio.

Los directivos del banco han dicho que ello puede representar una oportunidad, ya que se tiene la capacidad de ofrecer productos de ese tipo.

[email protected]