La mayoría de los bancos que hoy operan en México podrían listarse en la Bolsa, pues el nivel de información revelada que tienen que emitir para cumplir con la supervisión es similar o incluso superior a la de una emisora no bancaria que cotiza, aseguró Alejandro García, director de Instituciones Financieras en Fitch Ratings.

De acuerdo con él, la cotización en la Bolsa de este tipo de instituciones financieras les daría mayor flexibilidad para levantar capital. Pero si el objetivo es garantizar una mayor transparencia, no tendría sentido, pues de por sí otorgan información muy detallada de sus operaciones en el país, consideró.

En rueda de prensa para presentar el panorama para la banca de América Latina según la agencia, el analista agregó que la iniciativa que impulsaría Comisión Nacional Bancaria y de Valores para listar a los bancos en la Bolsa es un tema de incentivos y de interés.

Hay que ver cómo los reguladores inducen el listado (...), me da la impresión de que la iniciativa iría ligada a identificar a los bancos que han hecho uso de inversiones subordinadas, para que sean considerados como casi capital; una de esas salidas es que una vez que entren en vigor, subordinadas, sean convertibles y listables , comentó.

Estimo que son nueve bancos los que han usado este tipo de productos financieros, en un universo de 49 que operan en el país.

En la misma conferencia, Franklin Santarelli, managing director de Instituciones Financieras para América Latina en Fitch, agregó que así como no se puede regular un incremento del crédito bancario, tampoco se puede decretar que las instituciones financieras sean más transparentes.

LISTO PARA BASILEA III

De acuerdo con los analistas, el sistema financiero mexicano saldrá beneficiado de la adopción anticipada de las reglas de Basilea III.

Santarelli consideró que los bancos que operan en el país están muy bien capitalizados y será menos difícil convencer a los inversionistas de expandirse aquí.

ymorales@eleconomista.com.mx