La Autoridad Bancaria Europea (EBA), con sede en Londres, anunció que en mayo realizará sus pruebas de resistencia a 124 bancos en 22 países europeos.

Las pruebas servirán para medir la fortaleza de los bancos contra los choques económicos. En cada país, las entidades elegidas deben sumar 50% del sector bancario nacional.

Las pruebas de resistencia en el conjunto de la Unión Europea serán en mayo. Durante el transcurso antes de la fecha, la EBA comunicará la metodología final, los escenarios adversos y los modelos a usar por los bancos implicados en el ejercicio , indicó la autoridad en un comunicado.

La difusión de los resultados será en octubre, una fecha elegida en coordinación con el Banco Central Europeo (BCE) , que publica al mismo tiempo sus evaluaciones sobre los bancos únicamente de la eurozona.

Previstas inicialmente en el 2013, las pruebas de la EBA fueron aplazadas un año y medirán su resistencia en un periodo de tres años (2014-2016).

Las últimas pruebas se llevaron a cabo en el 2011 y suspendieron a ocho de los 90 bancos que participaron; no obstante, fueron criticadas por no haber detectado problemas en entidades como la franco-belga Dexia, que superó la prueba y luego tuvo que ser intervenida cuando se encontraba al borde de la quiebra.