Bancos europeos expandieron sus medidas de emergencia para combatir la propagación del coronavirus, Deutsche Bank y BBVA anunciaron una reorganización de sus operaciones tras detectar infecciones entre sus empleados.

Deutsche Bank separó algunas de sus operaciones de intermediación en sedes de Frankfurt, mientras que el grupo español BBVA cerró uno de sus principales edificios en Madrid.

Por otra parte, un empleado de la Ciudad BBVA dio positivo por Covid-19 este martes. La entidad financiera procedió con carácter inmediato a clausurar el edificio Asia hasta nuevo aviso.

Asimismo, el banco procederá de manera preventiva a clausurar todos los espacios de comedores y cafeterías en Ciudad BBVA. Precisó que mientras los servicios de restauración permanezcan cerrados, los empleados que lo deseen podrán realizar jornada continua.

La entidad señaló que los colectivos considerados de riesgo (personas embarazadas y con problemas respiratorios crónicos) que trabajan en la Ciudad BBVA deberán hacerlo de forma remota desde sus domicilios, informando de ello a su responsable directo y a los servicios médicos.

La diseminación del Covid-19 generó fuertes interrupciones en los negocios de compañías financieras de Europa, exacerbando los ya débiles desempeños de las empresas de la región.

“Los bancos verán un debilitamiento de la calidad de sus libros de créditos, porque los efectos del virus reducirán los viajes globales y la producción de las fábricas golpeando la demanda doméstica en Europa”, dijo Bernhard Held, analista de Moody’s.

El regulador de banca de la Unión Europea dijo que se estaba enfocando en garantizar las operaciones continuas de los prestamistas durante la crisis por el coronavirus y afirmó que estaba en contacto con ejecutivos de la industria sobre las medidas que se requieren.

Operadores en los principales bancos del mundo comenzaron la semana pasada a vaciar las oficinas centrales para trabajar desde filiales suburbanas en Nueva York y Londres, volcándose a largos viajes en transporte público en un intento por contener las infecciones de coronavirus.

El banco británico Halifax, perteneciente a Lloyds Banking Group, cerró un centro de llamados en Irlanda del Norte que emplea a 1,000 personas después de detectar un trabajador contagiado.

Plan por valor de 10,000 millones de euros

Concretamente, el gobierno de Italia aprobará medidas por un monto de 10,000 millones de euros para contrarrestar el impacto económico del coronavirus, según anunció el ministro de Industria, Stefano Patuanelli, en une entrevista radiofónica.

Entre estas medidas está la extensión de las zonas aisladas, un área que primero cubría la región de Lombardía, con capital en Milán y motor económico del país, y otras 14 provincias, donde viven unos 16 millones de habitantes, medidas de contingencia que se han ampliado a todo el país.

Fuentes del gobierno italiano dijeron a Reuters que el Tesoro estaba considerando elevar el déficit presupuestario a 2.8% de la producción nacional este año, cuando la semana pasada anunció que planeaba subir el déficit a 2.5%, desde el objetivo anterior de 2.2 por ciento.

El gobierno probablemente aprobará un primer grupo de medidas por un valor inferior a 10,000 millones de euros, paquete al que se añadirá una segunda partida en una segunda fase.

Italia suspenderá pagos de hipoteca

El viceministro de Finanzas de Italia mencionó este martes que el gobierno suspenderá los pagos de la hipoteca y otras facturas de los hogares en todo el país durante el brote de coronavirus, de acuerdo con el Financial Times.

Laura Castelli, miembro del Movimiento Cinco Estrellas del gobierno de coalición de Italia, ha asegurado en una entrevista con la radio estatal italiana que el gobierno había estado trabajando con los bancos del país en los últimos días para prepararse para la suspensión.

Las medidas detendrán los pagos de facturas de impuestos y de intereses para pequeñas empresas y particulares durante la crisis. No se especificado cuánto duraría la suspensión.

Mientras tanto, el gobierno de Italia dará a conocer hoy una serie de medidas para ayudar a familias y empresas.

Japón presenta paquete por 4,000 millones de dólares

El país asiático anunció un segundo paquete de medidas por valor de unos 4,000 millones de dólares  en gasto para lidiar con el impacto del brote del coronavirus, centrándose en el apoyo a las pequeñas y medianas empresas.

El paquete, que asciende a 4,100 millones de dólares en gasto, muestra la presión a la que están expuestas las autoridades para impulsar el frágil crecimiento y reducir el riesgo de quiebras, mientras las cancelaciones de eventos y el desplome del turismo amenazan con afectar la economía.

Para ayudar a financiar el paquete, el gobierno recurrirá al resto de su reserva para el presupuesto del año fiscal, de 270,000 millones de yenes.