El presidente de la Reserva Federal de Nueva York, John Williams, dijo el lunes que la industria financiera "no debería esperar" para dejar de utilizar la tasa de interés interbancaria Libor.

Reguladores británicos han fijado como plazo el 2021 para que las instituciones financieras, que incluyen a bancos e inversores, inicien una transición que deje atrás la tasa referencial internacional.

A nivel global, la Libor se utiliza para fijar precios de contratos, desde préstamos hipotecarios a tarjetas de crédito, en operaciones valorizadas en 300 billones de dólares.

La Libor se establece en base a las cuotas entregadas por los bancos. Su reputación quedó en cuestionamiento cuando se supo que algunos operadores de instituciones importantes habían estado manipulando la tasa, lo que llevó a elevadas multas por parte de las autoridades y a buscar un cese efectivo del referencial luego de 50 años.

"Necesitamos un cambio de mentalidad de las empresas para que se den cuenta de que cada nuevo contrato en dólares con la Libor hace un nuevo agujero, aún más hondo, del cual será difícil de salir más tarde", declaró Williams en un evento de la industria.

Autoridades de la Fed han dicho que comenzarán a evaluar los planes de transición de los bancos como parte de un proceso regular de revisión. La Comisión de Valores y Seguros de Estados Unidos hizo un llamado el viernes a que la instituciones dejen de usar la Libor.