En el primer trimestre del 2018, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) impuso a los bancos que operan en el país multas por 39 millones 251,206 pesos como consecuencia de diferentes conductas infractoras, entre las que destacan no entregar información dentro del plazo establecido por la ley.

Esta cifra es menor a los poco más de 45 millones de pesos que el organismo impuso al sector de banca múltiple en el primer trimestre del año pasado.

De los casi 40 millones de pesos que la comisión impuso a los bancos en el primer cuarto del 2018, ya habían sido pagados 35.3 millones. Cabe recordar que aunque la autoridad debe dar a conocer las sanciones periódicamente, algunas de éstas quizá se encuentren aún en proceso de confirmación.

En total, en el primer trimestre del 2018, la CNBV impuso multas económicas por 102 millones 219,019 pesos a los diferentes sectores del sistema financiero, aunque la banca tuvo 38.4% con los casi 40 millones de pesos.

Después estuvieron las personas físicas con 33.5% del monto de multas impuestas y 34.1 millones de pesos, de los cuales sólo se habían cubierto 811,674, de acuerdo con la comisión.

A éstos les siguieron las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps) con 5.6 millones (5.6% del total); las financieras populares con 4.3 millones (4.3%); los auditores externos 3.9 millones (3.8%); las sociedades financieras de objeto múltiple (sofomes) reguladas con casi 3 millones (2.9%); las emisoras con 2.6 millones (2.6%); las uniones de crédito con 2.2 millones (2.1%); y las sofomes no reguladas con 2.0 millones (2.0 por ciento).

Más abajo estuvieron los organismos y actividades auxiliares del crédito con 1.5 millones de pesos; los centros cambiarios con 1.3 millones; fondos de inversión con 1.0 millones; y mucho más abajo las casas de Bolsa con 350,000 pesos; la banca de desarrollo con 336,000; los transmisores de dinero con 307,000; y otras entidades con 140,000 pesos.

“Durante el primer trimestre del 2018, se recibieron 63.4 millones de pesos por pago de multas impuestas a 19 sectores durante el año y/o en ejercicios anteriores”, detalló la CNBV en su documento trimestral.

Por número de sanciones impuestas (incluye amonestaciones), las sofomes no reguladas fueron las que recibieron el mayor porcentaje con 40.6% del total, seguidas de los centros cambiarios con 17.6%; los bancos con 11%; las socaps 6.1%; las sofipos 5.1%; los fondos de inversión 4.1%; las personas físicas 3.9%; las uniones de crédito 3.3%; y las sofomes reguladas 2.9%, entre otros.

“La mayoría de las amonestaciones se concentra en dos sectores supervisados exclusivamente en materia de prevención de lavado de dinero (PLD): sofomes ENR y centros cambiarios”.

Algunas de las conductas infractoras más recurrentes por parte de los intermediarios fueron en el primer trimestre: no entregar información dentro del plazo establecido por ley; omitir presentar, dentro del plazo legal, el reporte de operaciones relevantes o el de divisas; no entregar a tiempo el programa de capacitación en materia de PLD; y fallas en los procesos de calificación y en procesos internos. Aunque la recurrencia de estos es diferente en cada uno de los sectores.

En el periodo, se ordenó la suspensión de operaciones a cuatro centros cambiarios y cuatro socaps, por captación irregular.