Los banqueros del país han respondido a las acusaciones hechas por algunos intermediarios financieros no bancarios, principalmente sofomes, en el sentido de que les cierran sus cuentas o se niegan a abrirles nuevas.

En la pasada reunión bimestral de la Asociación de Bancos de México (ABM) con autoridades financieras, se abordó esta cuestión.

Aunque no se abundó sobre el tema, los banqueros en voz del presidente de la ABM, Javier Arrigunaga informaron que ya hay diálogo tanto con las autoridades como con las diferentes asociaciones de sofomes para ver cómo le podemos dar el mejor cauce y solución a este asunto .

Lo que sí aclaran los banqueros es que deberá buscarse una salida a este asunto, pero cuidando el tema de prevención de lavado de dinero y el uso de recursos provenientes de actividades ilícitas.

La asociación está sensible al tema de las cuentas de entidades financieras no reguladas. Simplemente recuerdo también que, por otro lado, los estándares tanto en México como a nivel global de conocimiento del cliente son mucho más estrictos. Sobre todo tratándose de intermediarios financieros: te exigen no solamente conocer al cliente, sino a los clientes del cliente , argumentó Arrigunaga.

El vicepresidente de la asociación, Luis Robles, abundó al respecto: Estamos en conversaciones con las autoridades y con las propias asociaciones de estas entidades para poder llegar a mecanismos que hagan mucho más eficiente la posibilidad de cumplir con nuestras obligaciones en materia de prevención de lavado de dinero y, por otro lado, dar un servicio como el que se merecen y como el que requiere cualquier cliente del país .

Luis Robles aclaró que el cierre de cuentas a las sofomes no es una situación generalizada en el sector bancario, sino que son decisiones de cada banco con base en sus políticas de prevención; incluso reconoció que este tipo de intermediarios son una parte importante del financiamiento en el país.

Somos muy sensibles a la problemática que puede tener un intermediario financiero. Estamos conscientes de la importancia que tienen las sofomes, las sofipos, (y otros) no bancarios. Somos los primeros que no vamos a afectar de una manera irracional los intereses de estas entidades que, en definitiva, contribuyen al desarrollo de México , expuso.

Desde hace algunos meses, intermediarios no bancarios, principalmente sofomes, se han quejado de que algunos bancos les cierran las cuentas argumentando cuestiones preventivas en materia de lavado de dinero; aunque alegan que de cierta manera sí están supervisadas por la autoridad. Han abundado en que otros sí aceptan abrirles, pero primero deben contratar despachos sugeridos por éstos y, con base en ello, proceder.

Tanto la CNBV como la Condusef han reconocido esta problemática y lo atribuyen a políticas internas de algunos bancos.

eduardo.juarez@eleconomista.mx