Los bancos tienen la certeza de que las fintech llegaron para quedarse. Incluso algunos colaboran de forma estrecha con éstas. Por ello, consideran que es preferible que estén reguladas.

En este sentido, celebran el que la autoridad esté comprometida con el tema de la regulación, pero consideran que ésta debe ser la correcta, es decir, que no detenga la innovación tecnológica, pero que tampoco se afecte a los usuarios.

Hemos encontrado un ambiente muy receptivo, muy abierto por parte de las autoridades, como ha sido el nuestro, una preocupación compartida entendiendo que las fintech son reales, ahí están y ahí van a seguir. Que estén reguladas es mejor a que no estén reguladas, pero que la regulación sea la correcta se vuelve la clave en todos los sentidos para que no sufra la sociedad y los negocios no acaben teniendo problemas serios , refirió Marcos Martínez, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM).

Fue en el marco de la pasada Convención Bancaria, a finales de marzo, donde la Secretaría de Hacienda y Crédito Público presentó al sector el proyecto de regulación para las fintech, con las que más que competir, los bancos quieren realizar un trabajo conjunto.

Un mes después, la ABM celebra que la autoridad haya presentado un buen proyecto de ley que, sin embargo, seguirán revisando.

La propuesta ni siquiera es un borrador definitivo. Lo estamos trabajando muy de la mano, lo estamos tratando de enriquecer (...) entonces lo que acabe saliendo será modificable muy rápidamente en el tiempo, tanto como evolucionen los negocios , destacó el banquero.

Agregó: Lo importante es que la base sea muy sólida y que sobre ella se pueda construir flexibilidad para ir adaptándose a los cambios de formas de entregar y de formas de pedir los servicios financieros .

Una vez que los diferentes sectores involucrados, además de las fintech, hayan terminado de revisar el proyecto y hacer las respectivas observaciones, será presentado por el Ejecutivo al Congreso de la Unión, pero aún no hay una fecha establecida para ello.

Promover tecnología y protección del usuario

Luis Robles, expresidente y ahora vicepresidente de la ABM, destacó que los primeros proyectos (anteriores al que se presentó en el marco de la Convención Bancaria), ni siquiera fueron conocidos por el sector de la banca pues, dijo, era más la urgencia por presentarse.

Se privilegió el hacerlo bien, porque al final aquí hay que señalar que hay dos cosas que se deben promover al mismo tiempo: el desarrollo tecnológico, sin duda alguna, (y por otra) proteger también al público, al público ahorrador, al público inversionista, y ese equilibrio es el que se tiene que lograr , expuso.

Actividad igual, ?regulación igual

Alberto Gómez Alcalá, presidente ejecutivo de la ABM, señaló por su parte que un gran reto en este tema es que a actividades iguales, se aplique una regulación igual.

Es un principio básico, porque la función primordial de un banco es captar ahorro de la sociedad y protegerlo. Las fintech no tienen ese mandato y no podrían hacerlo, si no tendrían que convertirse en banco; pero si tú ves en el universo actual, la mayoría de éstas se encuentran en lo que es medios de pago, después es crowdfunding, y después hay otra serie de actividades , dijo.

Añadió: El gran reto es cómo diseñar una regulación que no te genere un arbitraje regulatorio, que no te cargue el costo en alguna parte de esa cadena, que no subsidies a otra. Y eso es realmente una postura que en principio sí defendemos como asociación: que a actividades iguales tengas regulación igual .

eduardo.juarez@eleconomista.mx