El banco central ruso recortó su tasa de interés clave en dos puntos porcentuales al 15%, mientras la economía se encamina hacia la recesión debido al colapso de los precios del petróleo y las sanciones occidentales por la crisis de Ucrania.

El banco central informó en un comunicado que adoptaba la medida al ver condiciones para una reducción de la inflación a mediano plazo.

El banco había subido su tasa de interés principal 11.5 puntos porcentuales el año pasado en respuesta al pánico en el mercado de divisas y una inflación rampante, que alcanzó 11.4% en diciembre.

erp