La Asociación de Bancos de México (ABM) aseguró que el sector sigue con el otorgamiento de créditos, pero hay prudencia tanto de las instituciones financieras como de las mismas empresas y personas ante la complicada situación económica que se vive derivada de la pandemia de Covid-19.

La víspera, en la Reunión Nacional de Consejeros Regionales 2020 que organizó BBVA, el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, hizo alusión a que el incremento en el Índice de Capitalización (Icap) de la banca, de 15 a 17%, es un síntoma de que no está prestando. También comentó que el sector no ha hecho uso de las facilidades de liquidez dadas por el Banco de México (Banxico) como medida de apoyo ante la contingencia y que ascienden a 750,000 millones de pesos.

“El señor secretario de Hacienda quisiera que la banca prestara más y el tema del crédito es una cuestión dual; es un tema de oferta como lo es de demanda. La banca se dedica a la intermediación que es tomar recursos del público y colocarlos entre las actividades económicas que lo requieren, pero tiene que haber del otro lado demanda para que eso suceda”, explicó Luis Niño de Rivera, presidente de la ABM.

En videoconferencia con motivo de la reunión del comité de asociados, detalló que lo que se está viendo es prudencia por parte de los acreditados al utilizar más sus ahorros en lugar de contratar nuevos financiamientos.

“Por consiguiente, la demanda por crédito se atiende puntualmente en la banca, ahí está el ejemplo del crédito hipotecario, no ha bajado la demanda, la competencia entre bancos es muy intensa, se están viendo continuamente anuncios, promoción de tasas más atractivas a plazos muy largos en el crédito hipotecario; se está viendo el crédito automotriz que sigue creciendo”, puntualizó.

En este sentido, hizo énfasis en que la banca sí está prestando. “Que las personas y las empresas decidan no tomar crédito en este momento es una señal de prudencia, tenemos que manejar la crisis todos con mucha inteligencia y con mucho cuidado”.

Prudentes en entorno de incertidumbre

Eduardo Osuna, vicepresidente de la ABM y director general de BBVA México, destacó que en este periodo de incertidumbre, la banca tiene la obligación de ser prudente.

“La banca siempre es prudente y más en entornos de incertidumbre como el que tenemos, y efectivamente puede haber algunos clientes a los que se les hayan hecho algunas reducciones de líneas, precisamente por el nivel de apalancamiento que ya tenían o por lo que estábamos viendo en los burós. La banca es responsable de prestar el dinero de los mexicanos y nuestra responsabilidad es mantener la solvencia del sistema para poder ser una palanca en el proceso de recuperación y esta prudencia es mucho más valiosa en el mediano y largo plazos”, dijo.

Agregó que la labor de la banca es vender crédito, pero de manera prudente a los proyectos sanos y atendiendo la demanda real.

Lo importante es que las líneas están disponibles

Por otro lado, el presidente de la ABM aclaró que si las líneas de liquidez del Banxico no se han utilizado, es porque hoy los bancos no las requieren, pues su indicador en este rubro es de 224% cuando el mínimo requerido es de 100 por ciento.

“Por lo tanto no debe de ser una preocupación si en este momento no se están usando, lo importante de estas líneas es que están disponibles, y que todos las podemos usar y en el momento que sea necesario así sucederá, no veo porque tenga que ser de inmediato cuando no hacen falta”, manifestó.

“Por supuesto que tomamos riesgos”

El secretario de Hacienda comentó también el miércoles que los bancos no estaban tomando riesgos. A ello, Luis Niño respondió que el negocio de la banca es justamente la administración de riesgos, pero esto se hace con prudencia.

Prueba de ello, dijo, es que hoy tienen prestados 5.8 billones de pesos, lo cual es un riesgo serio, pues son recursos de los clientes de la banca que deben cuidarse.

“El negocio de la banca es la administración de riesgos; por supuesto que tomamos riesgos, pero es el manejo de riesgos con mitigantes, con prudencia. En épocas de gran  dificultad económica como estamos viviendo, tenemos que ser muy puntuales”, enfatizó.

Ante aumento de fraudes telefónicos, viene campaña dirigida a clientes

Ante el reciente incremento en fraudes cometidos a clientes a través de la suplantación de números telefónicos de los bancos, Luis Niño de Rivera, presidente de la ABM, adelantó que en breve habrá una campaña intensa sobre la importancia de que la población cuide sus datos.

“Esto no es un fraude cibernético, este es un engaño telefónico y tiene mucho que ver con la astucia y la argucia que usan estos delincuentes para engañar a las personas que desafortunadamente pensando que sí es una llamada del banco y les entregan sus claves”, dijo.

El líder de los banqueros destacó que todas las llamadas son fraudulentas, por lo que recomendó colgar de inmediato y si los clientes tienen duda, hablar a su banco a un teléfono que ellos conozcan y que tengan confianza que del otro lado está la persona que sí representa a la institución.

Carlos Rojo, presidente ejecutivo de la ABM, complementó por su parte que el tema fundamental aquí es educar de una mejor manera a los usuarios del sistema financiero en términos de toda esta información.

“Estamos trabajando en temas de educación financiera para que la gente esté mucho más al pendiente y sea mucho más restrictiva”, señaló.

eduardo.juarez@eleconomista.mx