En la medida en que la economía tenga estabilidad y crecimiento, la banca en México seguirá con utilidades récord e históricas , ya que se viene de niveles crediticios bajos, afirmó Eduardo Osuna, vicepresidente y director general de BBVA Bancomer.

En el 2017, la banca en general tuvo una utilidad histórica de más de 137,000 millones de pesos. En el primer trimestre del 2018, el sector siguió con esa tendencia. BBVA Bancomer superó 12,000 millones de pesos en el primer cuarto del año.

“Los resultados de la banca van a seguir siendo récord e históricos, esto tiene que ver con que la banca en México viene de haber estado quebrada en el 2000 y con un desapalancamiento del 94 al año 2000 brutal, derivado de las políticas macroeconómicas que se tomaron en su momento”, expuso.

En conferencia, en la que se presentaron los resultados trimestrales del banco, el director de Bancomer detalló que, tras ese ciclo, el crédito empezó a crecer, por el 2003, y la banca empezó a hacer inversiones en tecnología e infraestructura.

“Entonces, se empieza a hacer esa reconversión de la banca, en la medida en que los datos macroeconómicos empiezan a converger”, señaló.

Aunado a ello, Osuna refirió que los niveles de crédito en México respecto al Producto Interno Bruto (PIB) no son nada y no están en los niveles en que deberían estar, si se comparan con economías similares.

“Entonces, en la medida en que la economía tenga estabilidad y crecimiento, la banca va a seguir rompiendo las utilidades, pero simplemente porque venimos de niveles muy bajos de crédito y nosotros deberíamos duplicar la penetración del crédito respecto del PIB en los siguientes años”, enfatizó.

Abundó: “Mexico debería estar al menos en niveles de 60, 70% de crédito al PIB como mínimo. Eso todavía implica que la banca va seguir creciendo en sus balances, va a seguir creciendo su infraestructura y va a seguir creciendo su capital. La utilidad va relacionada también al tamaño del negocio”.

Actualmente, el crédito como proporción del PIB es de alrededor de 34 por ciento.

En este sentido, destacó que lo que se espera es que todo el sistema financiero mexicano siga con utilidades récord. “Y sí, el 2018 esperamos que sea un año récord para Bancomer, porque esperamos un crecimiento de la economía de 2% y para el 2019 de 2.3 por ciento”.

PREOCUPARÍA QUE SE CANCELE EL NAIM

Por otra parte, el director de BBVA Bancomer dijo que sería preocupante que se cancelara el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), ya que daría la señal de que no se están respetando contratos.

“No estás respetando un proyecto que lleva muchísimo de ser analizado y, sobre todo, vuelves a retrasar un proyecto de infraestructura que es claro para el desarrollo”, señaló.

Añadió: “hoy tenemos un aeropuerto completamente saturado y ésa es una limitante para seguir creciendo”.

En este sentido, Osuna afirmó que a Bancomer no le preocupa quién gane, sino que quien lo haga siga con políticas macroprudentes, que se siga trabajando en mejorar el estado de derecho y genere condiciones económicas para que siga habiendo competencia e inversión y para que siga habiendo generación de empleos.“Si todos los candidatos siguen esa ruta, el país va a seguir trabajando”, dijo.

eduardo.juarez@eleconomista.mx