El 2012 podría ser un año de mayor rentabilidad para la banca mexicana, tras la desaceleración observada en sus utilidades el año pasado, derivado de mayores requerimientos de capital y presiones en sus márgenes, consideraron analistas.

En enero de este año, algunos bancos lograron más que duplicar sus ganancias, mientras que otras instituciones de la nueva generación superaron los números rojos observados en el mismo mes del año previo.

De acuerdo con cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, la utilidad neta de los 42 bancos que operan en el país, de enero de este año respecto al mismo mes de 2011, registró un crecimiento de 46.2%, al pasar de seis mil 686.8 millones a nueve mil 777 millones de pesos.

Analistas del sector refirieron que durante 2011 muchos de los bancos en el país destinaron parte de sus ingresos a fortalecer su capital de cara al cumplimiento de los acuerdos de Basilea III, lo que se sumó a la baja en las tasa de interés que presionó sus márgenes.

Para enero de 2012, Banamex, el segundo banco más importante del sistema por su valor de activos, rompió su tendencia a la baja al casi duplicar sus ganancias (99.7 por ciento) respecto a lo observado en el primer mes del año pasado, al pasar de 867 millones a mil 731 millones de pesos.

Aunque BBVA Bancomer, el más grande del país por su nivel de activos, captación y crédito, reportó una caída de 17.2% al pasar su utilidad neta de dos mil 438 millones a dos mil 19 millones de pesos en el mismo lapso de estudio.

Santander, el tercero del escalafón bancario, también logró aumentar sus ganancias en más de dos veces, es decir, un 121 por ciento, al pasar de 948 millones a dos mil 95 millones de pesos.

En el caso del cuarto banco del ranking, Banorte, sus ganancias en enero pasado sumaron 673 millones de pesos, un 27.7 por ciento más en comparación con los 527 millones de pesos observados en el primer mes del año previo.

Por su parte, HSBC, el quinto en el sistema por su nivel de activos, en el lapso de comparación multiplicó en poco más de siete veces sus ganancias, al lograr un crecimiento de 630 por ciento, al pasar de 79 millones a 577 millones de pesos.

Mientras que Inbursa, el sexto en el sector, observó una baja de 8.32% en su utilidad neta al pasar de 637 millones a 584 millones de pesos.

Respecto a los bancos de primera generación y de acuerdo con las cifras del organismo regulador y supervisor, algunas lograron mantener su tendencia positiva observada en los últimos meses del 2011.

Por ejemplo, Multiva registró una pérdida de ocho millones de pesos en enero de 2011, y para el mismo mes de este año observó una ganancia de 55 millones de pesos.

Bancoppel, conocido también como banco-tienda, en el mismo periodo de comparación logró revertir su resultado al pasar de una pérdida de 11 millones de pesos a una utilidad de 37 millones.

En tanto, Volkswagen Bank también pasó de una pérdida de diez millones pesos a una ganancia de dos millones de pesos, en el mismo lapso.

klm